Luis Gabriel Rey colgó los botines en julio de 2017, luego de un último ciclo en Morelia. Gracias a sus grandes actuaciones a lo largo de toda su carrera, el delantero centro se ganó un nombre en la historia del futbol mexicano, a pesar de no haber nacido aquí.

Oriundo de Colombia, dio sus primeros pasos en Atlético Bucamaranga y tras sólo tres años en la primera división de su país emigró a la Liga MX para nunca más irse. Además de haberse vestido de Canario, aquí representó los colores de Pachuca, Atlante, Chiapas, Puebla y América, ni más ni menos.

 

 

En la jornada de ayer, en una gran entrevista con América Monumental, Rey recordó grandes momentos que vivió en México. Además de dar su opinión sobre el trabajo que está realizando Miguel Herrera, por ejemplo, también reveló el origen de su extraño apodo: Canguro.

 

"A mí me dicen Conejo en Colombia, así me han dicho toda la vida. Me decían así porque me la pasaba robándole los mangos a un vecino en una finca, entonces el hombre decía que parecíamos unos conejos", resaltó el atacante, que festejaba los goles de una forma bastante peculiar.

Por otra parte, explicó que el gran culpable de su nuevo sobrenombre fue Enrique Bermúdez: "Cuando yo llego acá a mi esposa le puse "La coneja", entonces quise emular un conejo y el Perro Bermúdez en algún momento dice ´Acá ya tenemos un Conejo (Pérez), él es el Canguro´. Y así me quedé".