Javier Mascherano fue uno de los jugadores más representativos de Argentina en el tiempo reciente, tanto a nivel de selección como en clubes y principalmente en Barcelona, institución en la que tocó la gloria y supo ser uno de los futbolistas destacados.

Desde su tiempo como jugador activo se veía el talento y el don de liderazgo que tenía, algo que ahora le retribuye a su país siendo la cara visible del equipo juvenil nacional. Precisamente, con ese equipo buscará aportar su grano de arena para continuar con el crecimiento de los jugadores albicelestes.

En charla con uno de los programas de Movistar en España dijo sobre el estilo de técnico que quiere ser: pretendo asemejarme más a Luis Enrique, porque sé que a Pep nunca podré llegar. Viví tres años espectaculares con Luis Enrique. Cuando hablamos de la importancia de los entrenadores dentro de un futbolista no tiene que ver con los títulos, sino con la importancia en tu carrera”.

Sobre el actual entrenador de Manchester City y de la selección de España añadió: “el más influyente puede ser Pep por el cambio tan drástico, pero Luis Enrique fue darle una vuelta más a nuestra idea. Pep es inigualable, un genio imposible de imitar, creo que Luis está ahí de Pep, pero es más alcanzable para los que pretendemos ser entrenadores".

También se refirió a la particular estrategia que realizó para cumplir su sueño de jugar en Barcelona: "de esa primera oferta que me hizo el Barça, como no se destrababa la negociación con el Liverpool empecé a sacar yo dinero de mis cuatro años de contrato".

Y finalmente entregó detalles de la relación de amistad que lo une con Lionel Messi: "hemos pasado muchas situaciones difíciles. Charlábamos conversábamos porque éramos amigos. Subestimar la inteligencia de alguien que es especial. ¿Yo le voy a hacer de psicólogo? De casualidad que podía con mi cruz, cómo voy a poder con al de otro".