Cuauhtémoc Blanco vuelve a ser noticia, esta vez por una entrevista con El Universal. Días después de que se filtrara una imagen suya con supuestos líderes criminales, lo cual le valió ganarse un lugar en el centro de la escena mediática, el ídolo del futbol mexicano sorprendió con sus declaraciones.

A sus 48 años, el ex futbolista de la Selección Mexicana contó cuáles son sus intenciones de cara al futuro, y reconoció que entre las posibilidades, está la de alejarse de los cargos políticos. A día de hoy, y desde 2018, ejerce como gobernador de Morelos.

 

Al ser consultado sobre su futuro, Cuauhtémoc Blanco expresó: "No sé. Ahorita sólo pienso en estos tres años. Probablemente sí, probablemente no (permanecer en la política). Me encantaría también ser algún día entrenador del América o ser entrenador de la selección", reconoció en diálogo con El Universal.

El revuelo por las imágenes

Asimismo, el ex futbolista de las Águilas respondió si la polémica por las imágenes antes mencionada fue la más importante en su carrera como político: "No, para nada. La mayor fue cuando Graco me inventó un asesinato. Estuve a punto de ir a la cárcel. Le pagaron a un asesino para que declarara que yo le había dado un millón de pesos”.

 

Según señala el propio Cuauhtémoc, la persona en cuestión “luego declaró que lo habían obligado unos abogados, que sé que eran de Graco y unos personajes que conocemos como los Yáñez. Esto de la foto, créeme que me tiene muy tranquilo", reflexionó el ex futbolista, quien además negó haber pensado en renunciar a su cargo.