La Novena Mexicana se despidió de los Juegos Olímpicos de Tokio antes de lo que muchos esperaban, acumulando tres derrotas en sus tres presentaciones que no le permitieron siquiera tener la oportunidad de disputar un repechaje para intentar dar batalla por el podio y las medallas.

En su primera presentación fue derrota 1-0 ante República Dominicana en un juego muy cerrado, llegó luego el traspié ante el local Japón 4-7 y finalmente la caída ante Israel que puso fin a su andar olímpico pese a haber dado batalla durante la mitad del partido, con marcador de 12-5.

Este martes, el representativo mexicano de beisbol regresó al país tras su fallida participación en Tokio y muchos de sus integrantes atendieron a la prensa ya desde el aeropuerto. Uno de los encargados de tomar la palabra fue el pitcher Óliver Pérez, quien se encargó de remarcar que no cree que haya sido un fracaso la experiencia olímpica.

 

"No lo considero un fracaso. Yo pienso que tuvimos malos juegos, como en el último que en una entrada nos anotaron seis carreras y fue la clave. Se hizo lo que se pudo. Volvimos con la frente en alto porque hicimos todo lo que pudimos hacer y lastimosamente no pudimos volver con una medalla", señaló.

Óliver Pérez, de 39 años, actualmente se desempeña con los Toros de Tijuana, pero tiene amplia experiencia en las Grandes Ligas, habiendo disputado un total de 17 temporadas con equipos como San Diego Padres, Pittsburgh Pirates, New York Mets y New York Yankees, entre otros.