arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

Martín Gramática repasó su carrera en la NFL y el presente de Tampa.

América ENTREVISTA EXCLUSIVA

Martín Gramática: "En Tampa hay más expectativa con la llegada de Tom Brady que después de ganar el Super Bowl"

En diálogo exclusivo con Bolavip, Martín Gramática comparó lo que se vivió en la ciudad de Tampa, Florida, tras ganar el Super Bowl que lo tuvo como protagonista en 2003, con lo que generó este año la llegada de Tom Brady a los Buccaneers. Un amante del fútbol que hizo historia en la NFL y ahora busca dejar su huella en el soccer.

Bolavip

Martín Gramática repasó su carrera en la NFL y el presente de Tampa.

Martín Gramática repasó su carrera en la NFL y el presente de Tampa.

El anuncio oficial del acuerdo entre Tom Brady y Tampa Bay Buccaneers luego de meses de especulaciones en torno al futuro del jugador más ganador de la historia de la NFL -después de que éste entrara en la agencia libre tras 20 temporadas con los Patriots- sacó del letargo a una ciudad que durante años ha visto a su equipo navegar en la mediocridad desde que alcanzó la gloria máxima con la conquista del Super Bowl XXXVII.

Artífice de 12 puntos aquel 26 de enero de 2003 en el que los Bucs arrollaron a Oakland Raiders por 48-21 en San Diego, California, para conquistar el único Super Bowl de su historia, Martín Gramática dialogó en exclusiva con Bolavip sobre sus 2 pasiones: el fútbol y el fútbol americano, y analizó el presente del equipo de sus amores tras la llegada de Brady, con quien supo compartir vestuario durante su breve pero indeleble paso por New England Patriots.

Quien es no solo uno de los pocos sudamericanos en haber jugado en la NFL, sino también el único en haber ganado un Super Bowl, atendió la videollamada desde el estudio que tiene en su casa decorado con sus trofeos por su esposa Ashlee y recordó cómo fue la transición del fútbol -su verdadera pasión- al deporte más popular en Estados Unidos y con el cual está eternamente agradecido.

Martín junto a su vitrina personal. (@martin_gramatica)

- En varias ocasiones has mencionado que empezaste a jugar al fútbol americano en la secundaria porque faltaba un pateador. ¿Cuándo te diste cuenta que podías llegar a ser profesional?

"Cuando empezamos a patear, la primera práctica vino el técnico y dijo: este chico es un fenómeno, va a ir al College, va a ser profesional. Y ahí nos entusiasmamos, porque yo no sabía nada del deporte. Después de la primera práctica, me dice un técnico que puedo ir al College, todo pago, buenísimo. Mirando para atrás, es que no éramos tan buenos, es que los pateadores que estaban antes eran muy malos. No metían una, entonces nosotros con meter un 25% ya era una mejoría. No fue que de un día para el otro era un fenómeno, de a poquito fuimos aprendiendo a patear. Fue muy natural, pero también nos costó. A mí me costó muchísimo acostumbrarme al casco, la hombrera, todo el equipment que tenés que usar, no me gustaba para nada. Aparte, no me sabía las reglas; muy aburrido al principio. Pateaba y me sentaba, yo no sabía que tenía que patear el kickoff en el primer partido. Así que de a poquito fuimos aprendiendo las reglas y me fue gustando. Nunca pensé que podía llegar a jugar profesional. Obvio que era la meta. A mí la escuela no me gustaba, si iba era para poder jugar profesional. A mí me encantaba el fútbol y quería ser jugador de fútbol, cuando se me abrió esta posibilidad dije: le voy a dar a full para tratar de llegar a ser profesional".

- ¿Cuándo te diste cuenta de que podías llegar a la NFL?

"Los primeros 2 años fueron más o menos, no tuve muchas posibilidades de patear. El tercer año me lesiono los ligamentos cruzados y ahí digo: chau, se acabó todo; en es época si te rompías los cruzados no estaba garantizado que podías volver a ser el mismo. Pero para mí fue una bendición romperme los cruzados, porque me enseñó a entrenar distinto, a fortalecer todo el cuerpo. Yo venía de jugar al fútbol y era correr y patear, no entrenaba físico. Ahí empecé a trabajar distinto el físico, agarré más fuerza y los 2 últimos años fueron los 2 años que mejor me fue y ahí se me abrieron las puertas de la NFL".

 - No es usual que un pateador sea elegido en la tercera ronda del Draft. ¿Cómo viviste esa experiencia?

"El Draft es un llamado que te cambia la vida, porque te garantiza que vas a estar en el equipo, el signing bonus, más en tercera ronda. Veníamos 3 pateadores compitiendo a ver quién salía primero y yo el último año metí la patada de 65 yardas (récord vigente del gol de campo más largo sin usar un tee en el fútbol americano universitario), que me ayudó a colocarme por encima de los otros 2, a demostrar que no solo tenía precisión sino también fuerza. Yo soy mucho más chico físicamente que los demás pateadores, entonces decían: este chico no va aguantar. Por suerte, esa patada me ayudó a colocarme más encima de los otros 2 y en el Combine me fue muy bien también, mostré que tenía la pierna más fuerte que los otros 2. Y yo habiéndome criado en Florida, que me elija Tampa Bay Buccaneers era como volver a casa, para mí fue una doble satisfacción".

Historia pura: el Super Bowl con Tampa Bay Buccaneers

Gramática anotó 12 puntos para la victoria sobre Oakland Raiders. (Getty)

- ¿Cuál fue la clave para llegar al Super Bowl en la temporada 2002?

"El equipo lo armó Tony Dungy, era un grupo humano espectacular, que para mí esa fue la diferencia. Porque no solo eran figuras sino también buenos tipos y se armó un lindo vestuario. Con Dungy nos fue bien, pero no ganábamos en playoffs y trajeron a Gruden, que fue un cambio increíble, gastaron 8 millones de dólares para traer un técnico nomás. Gruden es muy motivador. Agarró un equipo defensivo y le agregó un poquito más de ofensiva. El tipo cuando da una charla técnica, te motiva tanto que querés salir a la cancha. Y eso es lo que hizo, esa inyección de energía nos ayudó a ganar el Super Bowl".

- ¿Cuánto influyó Gruden en el Super Bowl, considerando que se enfrentaba a su exequipo?

"La defensa nuestra, antes de que saquen la pelota, ya sabía lo que iban a hacer. Eso fue un golazo para nosotros, porque le hizo el trabajo mucho más fácil a nuestra defensa. Oakland no había cambiado la terminología, no había cambiado nada de la ofensiva. No tenía que cambiar, cómo sabías que te iba a tocar tu extécnico en el Super Bowl, se quedó un coordinador ofensivo de él de técnico. Mala suerte para ellos que les tocó jugar contra nosotros. Porque ellos tenían la mejor ofensiva de la liga ese año, y nuestra defensa al saber lo que venía... no pudieron hacer nada ellos. Nos ayudó un montón eso".

- ¿Qué tan importante fue haberle ganado a Philadelphia en la Final de Conferencia, después de 2 derrotas consecutivas contra ellos en playoffs?

"Yo siempre digo: para nosotros el Super Bowl fue Philadelphia, porque en ese momento, teníamos que ir a Philadeplhia, nos habían ganado los 2 últimos años; el frío, que nunca habíamos ganado a menos de 40°F. Una vez que ganamos ese partido, estábamos tan motivados que no importaba quién nos pusieran delante, íbamos a ganar. La motivación de ese partido fue increíble. Eso fue clave, para mí fue el partido más difícil de la temporada".

- ¿Por qué crees que no pudieron sostener ese nivel después de ganar el Super Bowl y bajaron tanto el rendimiento?

"Yo creo que el problema puede haber sido Gruden, que él sacó jugadores que eran referentes del equipo de Tony Dungy. Porque se hablaba mucho acá (en Tampa) que Gruden fue campeón con el equipo que armó Tony Dungy. Entonces yo creo que él quiso poner su grupo, trajo 3 o 4 jugadores de Oakland, que ya estaban para retirarse, uno se lesionó antes de la temporada y no jugó nunca. Otro, Tim Brown, que es un Salón de la Fama, pero cuando llegó a Tampa ya no le quedaban piernas. También, cambió un poco el vestuario adentro, porque en vez del grupo unido que venía trabajando durante años para seguir ganando, empezó a traer piezas nuevas que no encajaron en el equipo. Para mí ese fue el error más grande, traer exjugadores de él (Gruden) de Oakland para acá, para poder seguir ganando".

La experiencia en New England: de la relación con Brady a la competencia con Gostkowski

Sólo llegó a jugar un partido de pretemporada con los Patriots en 2006. (Getty)

- Siempre mencionas que New England fue donde más te sentiste como en casa después de Tampa. ¿Cómo te recibieron Tom Brady y los Patriots?

"Yo después de Tampa, desafortunadamente por las lesiones de aductores nunca volví al 100 por ciento. Vivía en terapia, en entrenamiento especial. Nunca pude agarrar el ritmo que quería por el físico. Cuando llego a Nueva Inglaterra, me sentía bien. Aparte, me hacía acordar mucho al grupo que teníamos en Tampa, muy unido, muy humilde. Tom Brady, un fenómeno la verdad, un tipazo, humilde. El primer día que lo vi en el gimnasio me vino a saludar, me dijo: qué bueno tenerte, estoy muy contento de que estés en el equipo. Y eso que él ya venía de ganar Super Bowls, ya era una super estrella y que te reciba así es muy lindo, me sentí muy cómodo. Y aprendí mucho ahí. Te das cuenta por qué ganan, porque nosotros perdimos el primer partido de pretemporada y el lunes estabas en el vestuario y pensabas que habías perdido el Super Bowl. Entonces yo digo: imagínate lo que debe ser perder en la temporada regular o en los playoffs".

"Tom Brady, un fenómeno la verdad, un tipazo, humilde. El primer día que lo vi en el gimnasio me vino a saludar, me dijo: qué bueno tenerte, estoy muy contento de que estés en el equipo"

- ¿Cómo fue la competencia por el puesto con Stephen Gostkowski, quien acababa de ser elegido en el Draft? ¿Ya le veías potencial para tener la carrera que tuvo?

"La competencia con Gostkowski no llegó a ser competencia porque me lesioné después del primer partido de pretemporada. Veníamos mano a mano. A mí me habían dicho que yo iba a patear los goles de campo y él iba a patear los despejes, él tenía una pierna fuertísima. A mí me hubiese venido buenísimo, porque yo ya venía de las lesiones y el kickoff es el que te desgasta la pierna. Y ahí me lesioné, después del primer partido de pretemporada, en la segunda práctica, me desgarré el aductor y ahí se me fue la posibilidad.

No, nada. Me sorprendió muchísimo porque él venía con un 60% de efectividad, así que no era un porcentaje alto, pero tenía una pierna fuertísima. También era un poco inconsistente, y de un día para el otro fue mejorando, lo acomodó un poco el técnico. Una de las cosas que cambió, él usaba botines de fútbol americano para patear y empezó a usar botines de fútbol soccer. Ahí me tiene que dar algo de crédito a mí porque yo creo que lo ayudé a cambiar el botín, no le tendría que haber dado ese secreto (risas). Eso lo ayudó muchísimo. Imaginate, estás pateando con un botín de cuero, que se te acomoda bien al pie, te va a salir más fácil la patada. Para mí esa fue una de las claves para que cambie la consistencia, porque con el botín de fútbol americano es muy difícil patear porque son pesadísimos. No veía el potencial porque después tuvo un carrerón. Porque por más de que te cambiés los botines, hay que meterla, y él la metía cuando contaba, ganó un montón de partidos".

El efecto Tom Brady en Tampa Bay

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tom Brady is officially a Tampa Bay Buccaneer!

Una publicación compartida de Tampa Bay Buccaneers (@buccaneers) el

- ¿Por qué crees que Tom Brady se fue de New England y eligió Tampa?

"Yo creo que 20 años en Nueva Inglaterra lo desgastó, con un técnico y una organización que te piden tanto, yo creo que necesitaba un aire fresco, para mí necesitaba salir de ahí y refrescar la mente, como empezar de cero. Y aparte, cuando ganaste tanto, es como que ya no te aprecian. Si Tom Brady firmaba con Nueva Inglaterra, iba a salir en los diarios un solo día: firmó de vuelta, y chau, después sigue la normalidad. Firma con Tampa y es noticia en todo el mundo, se sigue hablando. De un día para el otro, Tampa vino de no ser nada a tener potencial de ganar el Super Bowl. Tenemos 5 partidos en prime time, que hacía años que no jugaba, Tampa jugó uno el año pasado o el anteaño pasado. Después del Super Bowl jugamos 4 nomás, y ahora por la única razón que tenemos 5 partidos en prime time es por Tom Brady.

Lo que vio Tom Brady, lo que ha dicho en algunas entrevistas, es que tenemos jugadorazos en ofensiva: Mike Evans y Chris Goodwin son de los mejores receptores. Ahora vino Gronkowski, pero igual teníamos a OJ Howard y Cameron Brate que son jugadores específicos en esas posiciones, y un técnico que es muy ofensivo. Entonces yo creo que eso le gustó y la defensa estaba mejorando. Él dice que viene acá porque sabe que puede ganar acá. Yo creo que es una competencia con Bill Belichick a ver quién va a ganar un Super Bowl sin el otro, porque se habla mucho de que Belichick no hubiese ganado nunca sin Brady y Brady no hubiese ganado nunca sin Belichick. Ahora que están separados, hay que ver quién llega primero a ganar un Super Bowl, para mí va a ser esa competencia de los dos poderes.

 

Lo que pasó el año pasado en Nueva Inglaterra, se notaba que no le habían traído jugadores, vino Antonio Brown, duró una semana por todos los problemas que tuvo él. Para mí que se sintió desprotegido, no le trajeron las figuras que él necesitaba para ganar. Cuando ves que un equipo no te ayuda después de 20 años y todo lo que le has dado, dice bueno ya es la hora de irme y por suerte para nosotros eligió Tampa. Porque acá en Tampa fue una revolución desde que vino Tom Brady. El otro día estaban hablando sobre cuándo hubo más expectativa, si después de ganar el Super Bowl o ahora que vino Tom Brady. Yo creo que ahora que vino Brady, la gente está con más expectativa. Una lástima lo del coronavirus, porque los boletos ya se vendieron la mayoría sino todos una vez que se anunció que venía. De todos los equipos, al que más va a afectar (el coronavirus) puede ser al nuestro. Yo imagino a Tom Brady y Gronkowski saliendo del túnel y es un show, te tiran fuegos artificiales, humo, salen las mascotas, es todo un show antes del partido. Imaginate, tenés a Tom Brady y no lo podés hacer. Y no hay señas de que vaya a haber fanáticos en los estadios".

- Y no llegó solo Brady a Tampa: ¿qué opinas de la llegada de Rob Gronkowski?

"Primero, nunca pensé que iba a volver del retiro, porque es un tipo que le encanta la vida y está feliz, disfrutando de la lucha libre y todas las cosas que estaba haciendo, pensé que no volvía más a jugar, al tener que entrenar todos los días, ver videos, la preparación. Hay tipos que se retiran y los ves que están deprimidos. En este caso, tenés un jugador que tiene una identidad después del deporte, porque vive de fiesta, iba a hacer lucha libre. Pero sintió la motivación de volver, jugar con Tom Brady y por suerte Tampa pudo hacer ese cambio, un pick de cuarta ronda del Draft para un jugador como Gronwkoski no es nada. Ahora tenés no solo otro líder en la posición de tight end, sino otro líder ofensivo y un tipo ganador. Hasta Tom Brady se va a sentir más cómodo de tener un compañero que ya conoce y que sabe que van a poder transmitir los dos el mismo mensaje".

Brady y Gronk ganaron 3 Super Bowls juntos en New England. (Getty)

- ¿Lo ves más siendo factor como receptor para la ofensiva por aire o como bloqueador para el juego terrestre?

"Yo lo veo como receptor, porque ha perdido peso, después de un año afuera ha perdido un poco de fuerza. Él mismo dijo que tiene que cambiar sus entrenamientos y volver a entrenar como un jugador de fútbol americano. Pero no sé si volverá a tener esa fuerza que tenía antes de retirarse. Pero siendo más liviano, más ágil y más rápido, como receptor puede llegar a ser super potente, creo que lo van a utilizar más ahí. Acá se habla mucho que lo van a utilizar mucho en el primer down, que es el down clave en el fútbol americano. También para que no sienta el desgaste. Es un tipo que desde 2011 que no juega una temporada completa porque siempre ha tenido lesiones y operaciones; se retiró porque dijo que no aguantaba más. Después del último Super Bowl dijo que no pudo caminar por 4 días de tanto que le dolía la pierna. Necesitaba un descanso, yo creo que recargó un poquito las baterías y va a venir con muchísima energía".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Your 2020 draft class ��

Una publicación compartida de Tampa Bay Buccaneers (@buccaneers) el

- ¿Qué te pareció el desempeño de los Buccaneers en el Draft 2020?

"En el Draft para mí hicieron lo que necesitaban. Primero, se hablaba de un liniero ofensivo: Tristan Wirfs, cuando le quedó a Tampa, no podían no agarrarlo. En el segundo round pensé que iban a buscar un running back potente, que te sirva en tercer down, con buenas manos como receptor, pero cuando te quedó un safety que tendría que haber salido en el primer round, eligieron ir por el safety (Antoine Winfield Jr.) porque nunca pensaron que iba a bajar a segundo round. Cuando lo teníamos ahí, había que agarrarlo y dejamos el running back para la tercera ronda (Ke'shawn Vaughn). A mí lo que me hubiese gustado es que Tampa elija un quarterback para el futuro, para que vaya aprendiendo de Tom Brady. El año que viene yo creo que sí tienen que traer un quarterback para que siga a la altura de Tom Brady. Pero una cosa es trabajar juntos una temporada y otra es tener una offseason previa a la temporada, donde pueden entrenar juntos, le puede mostrar qué comer, qué dieta, cómo entrenar, cómo prepararse. Dos años para mí hubiese sido ideal. Eso es lo que me hubiese gustado, un quarterback para que le vaya aprendiendo a Tom Brady, es lo único que les faltó. Agarraron un agente libre, que tiene mucho potencial y todo, pero si fuera tan bueno hubiera salido en el Draft, yo no sé si va a ser el tipo que va a quedar dentro de 2 años cuando se retire Tom Brady".

El fútbol: una pasión siempre vigente

Boca Juniors, su primer amor. (Infobae)

- Antes de comenzar con el fútbol americano, hiciste una prueba en Necaxa. ¿Cómo fue esa experiencia?

"Le dicen prueba pero la verdad era más que yo en Estados Unidos jugaba al fútbol y quería ver si podía seguir jugando al fútbol, o me dedicaba a estudiar o cualquier otra cosa. Cuando fui estuve una semana, llegué y estaban Aguinaga, Bernuncio, el Cuchillo Herrera, eran referentes del fútbol mexicano que yo estaba viendo todos los domingos, fue un sueño poder compartir cancha, entrenar con ellos, jugar picados, partidos. No me fue horrible, era la primera vez que salía del área de la Florida. Después, al año, empecé a jugar fútbol americano. Fue más que nada una prueba para ver si tenía posibilidades de seguir jugando. Ahí nos hicimos muy amigos con Andrés Fassi, él era el preparador físico de Necaxa y siempre digo que gracias a Andrés me dediqué al fútbol americano, le agradezco mi carrera a Andrés (risas).

"Para mí haber dejado ir al Tata Martino fue el error más grande de la historia del fútbol estadounidense"

Nosotros a Estados Unidos vinimos en el 85, no había Internet, no había nada. Entonces, por unos años la única forma que podía ver fútbol nuestro (argentino) era cuando me traían una revista de El Gráfico; de vez en cuando una llamada por teléfono a un familiar para ver cómo va un partido, cómo va la tabla. Acá solo se veía fútbol mexicano porque los 2 canales en español -Televisa y Telemundo- pasaban esa liga. Así que nos hicimos super fanáticos del fútbol mexicano. En ese momento seguía al Necaxa, después cuando Andrés (Fassi) se fue a Pachuca, siempre al Pachuca, he ido un montón de veces a visitarlo allá. Siempre sigo los equipos que tengo a alguien conocido, y obvio, a Boca".

- ¿Qué crees que le falta mejorar a la MLS para dar el salto de calidad y poder superar a la Liga MX?

"La semana pasada hablé con Marcelo Balboa y me dijo que hasta que un equipo de la MLS no gane la Concachampions, la Liga MX va a seguir arriba. Pero compiten, porque siempre llega un equipo de la MLS a la final. Pierden, pero en las semifinales le ganan a un equipo mexicano a veces. Yo creo que el cambio de la MLS empezó cuando vino Beckham, porque ahí abrió la puerta y el marketing que trajo Beckham abrió un poco la puerta al mundo. Ahora traen jugadores jóvenes, cuando antes venían a retirarse, ahora vienen de jóvenes y la liga es mucho más competitiva. Aparte, tienen buenos sueldos, porque antes ganaban buen dinero 2 o 3, el resto tenían que trabajar después, no ganaban suficiente. Lo único, para mí haber dejado ir al Tata Martino fue el error más grande de la historia del fútbol estadounidense, le tendrían que haber dado la selección de Estados Unidos. Acá necesitan a alguien que despierte la pasión en el futbolista, acá son muy fríos".

- Actualmente estás entrenando a tus hijos en una academia de fútbol en Tampa. ¿Te gustaría continuar con la carrera de entrenador o lo ves como algo más recreativo?

"A mí me encanta, pero no tengo tiempo para sacar las licencias con el programa de radio, los chicos. Pero me encanta. Infantil es lindo porque todavía te escuchan. A mí lo que me ayuda mucho son las enseñanzas del fútbol americano, porque eso podés utilizarlo en el entrenamiento de fútbol. Es muy organizado, muy disciplinado el entrenamiento de fútbol americano, no perdés mucho tiempo. Y después, enseñarle a los chicos a competir. A veces perdés 3-0 y los padres se van contentos, dicen: jugó bien mi hijo, a él no le hicieron gol, o él marcó bien. Y yo les digo: si perdiste 3-0 no podés estar contento nunca. Esa mentalidad le busco inculcar a los chicos".

Martín en su nuevo rol como comentarista deportivo en radio.

Temas:

Lee También



Comentarios

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail