No solamente el equipo masculino ha tenido que salir a buscar estadio para sus partidos de local. Por estos días, Azul Azul tuvo que hacer lo propio por el cuadro femenino tras la sanción que recayó en Universidad de Chile por parte de la ANFP, luego de los sucesos ocurridos en el Superclásico ante Colo Colo del pasado 1 de junio y que no podrán usar el CDA por los próximos dos partidos como local.

Por comportamiento de los hinchas y por la inexistente ambulancia, la U recibió el castigo. No obstante y apelando a la historia, en el mismo partido disputado en octubre del año pasado en el Estadio Monumental, no la pasaron bien Las Leonas, independiente del resultado a favor en aquella jornada.

Hoy, la mediocampista de la U, Llanka Groff, se refirió a la sanción al Centro Deportivo Azul y trajo a la memoria aquellos episodios que ellas debieron enfrentar y de lo cual, no hubo ningún escarmiento a la institución que hizo de anfitrión en esa oportunidad.

"Yo creo que sí es un poco injusta (la sanción), considerando que a nosotras también cuando jugamos en el Monumental nos tiraron cosas, nos llegaron cosas considerando que había una pared ahí", rememoró la serenense.

Eso sí, Groff no rehuyó al tema en relación a que solo les resta acatar. "Un club grande como la U, como institución, como somos nosotras, siempre se ve más afectado por estas decisiones y hay que asumir nomás".

Las Leonas no podrán jugar en el CDA por dos partidos (Javiera Mera, Prensa Universidad de Chile)


Y finalmente será el Estadio Modelo de Pudahuel el lugar en que recibirán a Deportes Iquique el próximo domingo al mediodía, por la última fecha de la Primera Fase del Campeonato Nacional Femenino y tendrán que afrontarlo en cancha sintética. "(Es) Algo que no pasa por nosotras ni nuestras manos ni nuestro cuerpo técnico, va más por la dirigencia. Pero independiente donde juguemos, independiente de la superficie creo que vamos a tratar de hacer nuestro juego como siempre lo hemos hecho. Más que nada eso, da lo mismo la superficie, vamos a tratar de jugar y demostrar que queremos y que somos las mejores", dijo Groff. 

Para cerrar, la número "6" de la U es necesario borrar el empate de la última semana ante Audax, rápidamente y que hay que mantener la mística azul para pelear cosas importantes, sobre todo ella que tendrá una dura competencia por la llegada de la colombiana Gabriela Huertas, que juega en su mismo puesto, "sí o sí nos hace subir el nivel, habrá que pelear el puesto", sentenció Llanka Groff.