Claudio Borghi entregó su opinión sobre lo que puede dejar el Superclásico amistoso entre Colo Colo y Universidad de Chile en Argentina a disputarse este viernes 14 de enero. El Bichi comentó en Todos Somos Técnicos la importancia que es para ambos equipos el que se consiga un resultado positivo para uno de ellos, más en un país donde el fútbol es vivido de manera distinta.

"Saquemos cuentas: Primer partido de muchos jugadores, incluso del entrenador (Santiago Escobar) después de una mala campaña. Partido internacional, serán vistos por un país muy futbolero, entonces la presentación de los dos equipos y si yo fuese jugador es el lugar ideal. Además, con una gran colonia de chilenos en Argentina", inició explicando.

En cuanto al debate generado en el programa, Borghi se refirió a lo que puede ser más para la U que para el Cacique, el perder este compromiso. El argentino cree que no se debe culpar a Santiago Escobar por las malas campañas de los azules en estos años, pero también es importante dejar una buena impresión.

"Es verdad, no le puedes cargar la mochila de los campeonatos malos de la U, pero mañana puede empezar su mochila. Tienes que evaluar el riesgo que corres en un partido con tu rival deportivo más grande. Voy a poner un ejemplo: Galíndez, nuevo portero de la U y le hacen tres goles ¿Cómo arrancas el año?", agregó.

En la misma línea, es que apuntó a las declaraciones del técnico colombiano, las cuales se refieren a que los laicos son un plantel en formación, contra uno que ya está más consolidado como es el de Gustavo Quinteros.

"Lo que pasa es que en sus pasos (Escobar) está muy bien. Primero tratar de gatear, caminar y correr. El problema es que tendrás que gatear con un equipo que ya está corriendo y todo lo que hagas, para bien o mal, es una consecuencia. Sí, es bueno y lo dijo 'me gustaría ganar de cualquier forma', pero el problema es siempre el lado contrario. Si pierdes en tu primer partido amistoso internacional contra tu rival deportivo más grande", añadió.

Por último, apuntó a que los entrenamientos de las dos escuadras no se podrían comparar con un partido completo y que si las cosas no salen bien, tanto para albos como para los azules, podría afectar a los futbolistas.

"Está comprobado que ninguno de tus mejores entrenamientos se asimila a un partido, ninguno. Entonces vuelvo a repetir, es un partido internacional histórico. Te verá muchísima gente, que para bien o para mal, tiene consecuencias para el jugador", cerró Borghi.