Si hay alguien que conoce sobre los inicios de Alexis Sánchez, es Rodrigo Pérez. El ex jugador de Cobreloa compartió camarín en el 2005 con el actual jugador de Inter de Milán, en donde el astro chileno de la Selección Chilena ya se llenaba de elogios por sus amagues y bicicletas.

Cabe recordar que el debut de Sánchez con el cuadro del Norte de nuestro país se dio el 12 de febrero de 2005 en el encuentro entre Cobreloa ante Deportes Temuco, que fue victoria por 5-4 para los Zorros del Desierto y en donde el actual seleccionado nacional disputó 19 minutos.

El ídolo de Cobreloa conversó con El Deportivo de La Tercera acerca los orígenes del futbolista de 32 años y algunas anécdotas del Niño Maravilla.

"Era chistoso. Estaba todo el día riéndose.Tenía muchas ganas. La primera vez que lo vi me sorprendió, más que los amagues, los regates, lo atrevido que era, la humildad, el deseo de crecer. Siempre decía que iba a ser uno de los mejores jugadores del mundo y muchos, quizás, se cagaban de la risa. Y tan lejos no está. Era el único que hacía remates e iba a buscar la pelota, igual que en barrio. O se quedaba dos horas haciendo bicicleta, remates, dominando, haciendo el látigo. Me acuerdo de que Nelson Acosta peleaba con él. Lo molestábamos mucho", reveló Pérez.

"Una vez se compró unas zapatillas blancas y las lavaba todos los días, las dejaba impecables. Siempre fue muy cuidadoso. Ver a un muchacho tan joven, con esas condiciones, pero también con el deseo de querer ayudar a su familia, a su tierra, a su gente, es muy grato", agregó.

Sobre cómo era en la cancha Sánchez, el ex jugador de la Roja explicó que "era hinchapelotas. Te pasaba, te volvía a pasar. Y sus brazos eran de orangután, le pasaban la rodilla. Era medio extraño. Pero es un tremendo jugador".

En esa misma línea, Pérez recordó un partido de Sánchez donde se fue ovacionado de la cancha. "Nunca en Calama vi que se parara todo el estadio a aplaudir a un jugador. Ese día hizo tres o cuatro goles, a Huachipato. El primer día ya sabíamos que iba a llegar muy lejos", cerró.