Universidad de Chile está enfrentando un momento muy complejo en el Campeonato Nacional. Los azules se encuentran en la parte baja de la tabla de posiciones y el descenso directo y la Zona de Promoción están muy cerca.

Por lo tanto, se hace imperioso sumar de a tres en estos dos últimos que quedan del torneo. Sin embargo, hay otra situación que pudo generar un desgaste en el plantel durante el año y ese es trasladarse a Rancagua para ejercer la localía. 

Recordemos que el Estadio Nacional está en remodelación debido a los Juegos Panamericanos de 2023 y la U no pudo encontrar otro recinto para jugar en aquella condición en la capital. Es por eso, que el este difícil escenario y más los viajes a la sexta región podría estar pasando la cuenta.

Ramón Arias comentó sobre la solicitud que hizo el equipo hacia la dirigencia de jugar el último partido en Santiago, coincidiendo que se están jugando cosas importantes. "Le manifestamos que lo mejor para el plantel era jugar en Santiago, ya que estuvimos todo el torneo trasladándonos para arriba y para abajo", dijo el defensor.

Sin embargo, el uruguayo no se justifica de esto, pero cree que lo mejor habría sido enfrentar a Unión La Calera en la última fecha en la Región Metropolitana, cosa que no ocurrirá y deberán nuevamente ir a la Región de O'Higgins.

"A ver, no es una excusa, pero terminar saliendo cuatro horas antes de los partidos en bus es inadmisible como equipo grande que es La U. Así que lo preferible o adecuado para el plantel era jugar en Santiago. Hay que adaptarse a las situaciones que se van presentando, juegue dónde se juegue hay que salir a ganar, pero sin descuidar que tenemos una final antes", cerró.