Con el estallido de la pandemia de Covid-19 y tras la cancelación del Torneo Clausura 2020, la Liga MX anunciaba a través de Enrique Bonilla, y tras una decisión dividida, la abolición de los ascensos y descensos en el futbol mexicano por los próximos años para dar pie a una liga de desarrollo de jóvenes futbolistas.

Esto se convirtió rápidamente en un tema de polémica y largos debates entre los aficionados y especialistas del balompié azteca, hasta estos días. Mikel Arriola, actual presidente ejecutivo de la Liga MX, abrió las puertas al regreso de este formato, para el cual deberán cumplirse ciertas condiciones.

 

"Primero la gente puede emocionarse e ilusionarse porque ya tenemos una Liga de Desarrollo de fútbol en México. Antes teníamos una Liga de Ascenso y Descenso que era volátil, donde los criterios para acceder a Primera División no necesariamente eran claros, donde había más deudas que ingresos, donde los aficionados no sabían qué iba a pasar con su equipo en la Liga de Ascenso y a partir del 2020, los equipos ya reportan ingresos y gastos, al día de hoy ya sabemos en la Liga cuáles son los equipos que tienen banderas amarillas. Afortunadamente, por primera vez en la historia, hay equilibrio financiero en la Liga de Expansión, pero además, hubo 20 debuts en la Liga MX, 100 debuts en Expansión de menores de 22 años, es la Liga que más goles anota por partido y es la Liga que más tiempo efectivo tiene", expresó para Marca Claro.

Cuándo y cómo regresaría el ascenso y descenso

"El aficionado tiene que estar contento porque ya sabemos qué va a pasar corporativamente y los jugadores tienen, además de fuerzas básicas, un escenario para desarrollarse, para jugar fútbol y para llenarse de experiencia y luego debutar en Primera División. El sistema de ascenso y descenso está en marcha porque este año se tiene que construir el Comité de Certificación de la Liga de Expansión. Tenemos esa instrucción de la Asamblea para constituirlo de aquí a abril y ese comité va a ser el primero en analizar si un equipo ya tiene equilibrio financiero, si cumple con el control económico y si tiene la infraestructura, va a poder, si es campeón, regresar a la Primera División. Si cuatro equipos cumplen con la certificación en el 2023 y uno es campeón de campeones, se reabre el ascenso y el descenso".

Por su parte, el directivo se refirió al sistema de cocientes instalado también desde el inicio de la pandemia, y aunque dio sus argumentos por los cuales ha funcionado, confesó que aún no se ha puesto sobre la mesa la abolición.

"No se ha puesto en la mesa. El repechaje ha funcionado en términos de interés. Simplemente, el año pasado teníamos casi el 90% en términos porcentuales total de la Liga MX con su equipo adentro del repechaje. A la gente le gusta mucho que sea un 'knockout round', que el que pierda se va, que ese equipo que accede pueda probar que está en un buen momento. También vimos una fase final en la que la final fue entre el dos y el tres. Es un esquema que funciona, que genera interés, que en el 2022 muy seguramente va a ser exitoso y ya iremos valorando los resultados conforme pase el tiempo, respecto al repechaje, pero en este momento es un tema que gusta y está en marcha", sentenció.