Desde que Juan Román Riquelme asumió la vicepresidencia de Boca, con Ameal como primera voz del club, en cada de mercado de pases se repetía un nombre que si bien siempre estaba cerca de llegar, nunca terminaba de concretarse. Ya sea por números o por lesiones inoportunas, el jugador jamás llegó a calzarse la del Xeneize.

Con una simpatía confiesa por el propio delantero, la oportunidad siempre estuvo latente. Algo que ilusionaba a los hinchas año tras año. Sin embargo, ese ida y vuelta fallido ya no volverá a repetirse ya que el histórico jugador de su Selección tomó la decisión de volver a su país para jugar con la camiseta que lo vio nacer

Con 38 años recién cumplidos, y con varios problemas físicos que lo interrumpieron durante los últimos años, el peruano Paolo Guerrero puso fin al sueño de jugar en Boca antes de su retiro y tendría todo acordado para sumarse a un gigante de su país: Alianza Lima, equipo que disputará la Libertadores 2022.

Con su último paso por Inter de Porto Alegre, el artillero de Perú llegaría a Lima con apenas 16 partidos disputados en el año 2021 y apenas dos goles. Números escasos para un jugador de su jerarquía debido a los problemas físicos que lo azotaron durante los últimos dos años.

Vale destacar que con esta nueva firma, Guerrero volverá a Alianza Lima a disputar su primer partido en el club. Curiosamente, pese a ser un jugador surgido en el equipo peruano, el delantero no llegó a debutar en el primer equipo ya que Bayern Munich se lo llevó a su equipo unos meses después del comienzo de la temporada.