A pesar de que en el mundo Independiente están pensando en lo que será el próximo mercado de pases, además de los dos duelos que le quedan a los dirigidos por Eduardo Domínguez en la Sudamericana, donde aún sueña con la clasificación a la siguiente instancia, las últimas horas se vieron sacudidas por una inesperada situación que protagoniza Hugo Moyano.

Los grandes problemas deportivos que arrastra el Rojo son una consecuencia de lo que sucede en las internas dirigenciales, donde aún no se pudieron celebrar las elecciones presidenciales. Y mientras los hinchas cuestionan cada accionar de la actual Comisión Directiva, además de que suspendieran la reunión con la oposición, la decisión que habría tomado el también Secretario General del Sindicato de Choferes de Camiones de Buenos Aires.

A lo largo de las últimas horas, el periodista partidario de Independiente, Nelson Lafit, confesó en sus redes sociales que Moyano "evalúa dar un paso al costado, pero dependerá mucho de quiénes queden como cabeza del club y de cómo se arme la supuesta unidad". Además, afirmó que "no va a entregar el mando de Independiente fácilmente". Claramente, el presente del Rojo está en un gran punto de ebullición.

Ahora, la dirigencia del elenco de Avellaneda se reunirá con la oposición para determinar qué rumbo tomarán, porque el cónclave que se suspendió en las últimas horas fue por un problema personal que tuvo el propio Moyano con el Sindicato de Camioneros. Mientras tanto, Independiente no para de sufrir.