Universidad Católica viajó rumbo a Brasil con una mochila llena de ilusiones de cara al fundamental partido que se disputará este miércoles ante Palmeiras por la revancha de los octavos de final de Copa Libertadores. Cabe consignar que en el partido de ida la UC mostró un buen nivel ante los vigentes campeones de la copa continental, pero un pólemico penal a favor del conjunto brasileño acabó con las pretensiones que tenía el equipo chileno.

Pese que al resultado es adverso, los dirigidos por el entrenador uruguayo Gustavo Poyet se mostraron con la fe intacta a la hora de emprender viaje rumbo al país de la samba. Uno de los que habló en la antesala del partido fue el mediocampista nacional Felipe Gutiérrez, quien se mostró entusiasmado con el nivel que pueden llegar a mostrar en Brasil.

"Sabemos que (Palmeiras) es un rival difícil, y duro. Pero con las sensaciones que nos manejamos en relación al primer partido, obviamente la llave está abierta e iremos con las mismas expectativas del primer partido, así que esperemos que se nos pueda dar algo importante mañana", indicó el ex jugador del  FCTwente de Países Bajos.

Sobre como afrontará el plantel cruzado el partido, Gutiérrez reveló que "creemos que la concentración, alta intensidad y posesión de balón fueron los pilares fundamentales para el manejo del primer partido. Esperemos enfrentar este segundo duelo de la misma forma".

"Nos enfocamos más en lo personal, en lo grupal. Creemos que nuestras fortalezas pueden hacer cosas importantes", cerró el volante.

Los Cruzados enfrentarán al Verdao este miércoles a las 18:15 horas en el estadio Allianz Parque por la revancha de  los octavos de final de la Copa Libertadores.