Enner Valencia fue una figura de renombre que llegó a Tigres en 2017 y con quienes logró consagrarse en la Liga MX, pero su salida no fue la mejor. Sin embargo, el ecuatoriano contó el día más feliz, pero más duro en su estadía en Nuevo León

Como se sabe, la final del Apertura 2017 se definió con un Clásico Regio el cual resultó campeón el equipo dirigido por Ricardo Ferretti que se logró quedarse con aquel torneo luego de haber empatado 1-1 en la ida y ganar la vuelta por 2-1 en el Estadio BBVA Bancomer.

Sin embargo, en el primer partido quien tuvo un rol muy preponderante fue Enner Valencia ya que cobró de la mejor manera un tiro desde el punto penal. Además, el ecuatoriano ejecutó ese lanzamiento de manera estupenda ya que lo pateó a lo Panenka

De todas maneras, el actual atacante de Fernerbahçe reveló una situación que vivió la noche previa a la primera final. "Fue un penal muy lindo, muy importante, por todo lo que sucedió, la noche anterior al partido estuve muy enfermo, con mucha fiebre, casi 39 de temperatura; camino al estadio creí que no iba a jugar, porque camino al estadio tenía escalofríos", confesó el delantero según lo informado por Telediario. 

Cabe recordar que Enner Valencia disputó tres temporadas en Tigres con quienes disputó 111 encuentros y marcó 34 goles.