A días de comenzar el Guard1anes 2020 de la Liga MX, Pumas UNAM recibió una sorpresiva y terrible noticia. Míchel González renunció a su cargo de entrenador y dejó al plantel a la deriva antes de enfrentar a Querétaro en el Estadio Olímpico Universitario por la primera jornada del campeonato nacional.

Al momento de hacer el anuncio oficial, el experimentado estratega confesó tener problemas personales pero no específico la razón exacta por la cuál determinó alejarse por un tiempo de la profesión. Pero después de varios meses de incertidumbre dio precisiones sobre el momento que transitó con su familia.

"Tenía un año más de contrato, me fui por la misma idea por la que me fui y especialmente me volví por una operación que tenía mi hijo Álvaro, al que operaron de corazón abierto y no quería dejar sola a mi mujer en esta situación", expresó a El Transistor, de Onda Cero, sobre su regreso de emergencia a España.

Su salida favoreció a Pumas UNAM

Aunque suena increíble, la baja sorpresiva de Míchel González le vino bien a los Universitarios. Con Andrés Lillini al frente, cumpliendo un interinato en principio, los del Pedregal pelearon siempre cerca de los primeros puestos de la tabla general de posiciones del Guard1anes 2020. Y consiguieron el objetivo.

Ahora los de CU evitaron la reclasificación y están mentalizados en disputar la Liguilla que tendrá inicio a finales de noviembre, cuando ya estén definidos a los 8 equipos participantes de la Fiesta Grande.