Llegó el día, Luis Suárez pisó por primera vez, después de 16 años el Gran Parque Central. Llegó tras una larga caravana y una locura suelta por toda la ciudad revolucionada por su llegada, el Pistolero entró al templo de Nacional donde puso la firma al contrato y cumplió con el protocolo de su regreso.

Aunque claro, primero pasó por la cámara fotográfica de todos, Ministros, autoridades, personalidades políticas totalmente poralizadas por sus ideales, se unieron en busca de una foto con Suárez en la espera de su gran encuentro con la gente de Nacional.

En las tribunas el público pobló tres de las cuatro partes del estadio, la única despoblada era la que estaba para montar el escenario donde bandas musicalizaron el momento desde tempranas horas. El show comenzó al rededor de las 14 horas de Montevideo, el maestro de ceremonias invitado fue el Loco, Sebastián Abreu, que a su vez invitó a pasar al primer equipo, a los dirigentes, al Chino, Álvaro Recoba, algunos socios elegidos y toda la familia Tricolor.

El objetivo era darle la bienvenida a Luis Suárez, que ingresó tras un emotivo video que reflejó lo que fue la campaña #SuárezANacional, para transformarlo en #SuáresEnNacional, entonces Lucho rodeado de su familia entró al césped por primera vez, las tribunas explotaron.

Luis Suárez estaba conmovido, le temblaba la boca: "Buenas tardes a todo el pueblo Tricolor, a todo el Uruguay. Agradecerles por que si estoy acá es por ustedes y porque quiero estar acá y más feliz que acá no voy a poder estar", fueron sus primeras palabras como jugador de Nacional.

Con la voz firme pero temblorosa por todo lo que estuvo viviendo desde que bajó del avión siguió: "vine acá porque quiero ganar y ganar significa pelear por todos los torneos y estoy convencido que si lo hacemos bien podemos ganar el Clausura, la Copa Uruguaya, el Uruguayo y la Sudamericana". Se estima que Luis pueda sumar minutos por primera vez el martes en los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

 

El Mensaje de Messi para Luis Suárez

Tras las palabras de Suárez, le pusieron un video en el que recibió mensajes de su esposa y sus amigos más cercanos, ahí, claro que apareció Lio Messi que le dijo: "Se lo importante que es para vos volver a tu casa, estar ahí y me alegra mucho por vos. Nosotros los hinchas de Newells no tenemos los mejores recuerdos de Nacional, pero me se que estarás muy bien, te quiero mucho".

 

A medida que pasaban sus amigos y familiares en el video, Suárez se quebró, abrazó a todos. En la tarima aparecieron el capitán y el nueve del equipo, Gigliotti le dio la camiseta con un emotivo mensaje: "vengo a devolver algo que siempre fue tuyo, quiero agradecer a todos por como se movieron para tenerte aquí".

La fiesta terminó con Luis Suárez dando una vuelta olímpica, abrazado del primer equipo y de su famialia, con la tradicional canción de Nacional de fondo, se arropó con el cariño de su gente y pidió ponerse a pensar en el "fútbol ahora, que es lo verdaderamente importante".