Queda un mundo por delante, pero los hilos ya se mueven para ver historia viva en inverno del 2034. Arabia Saudita promete romper todos los récords de cara a un Mundial que vuelve a Oriente Medio en 11 temporadas y que como primer objetivo tiene superar la inversión generada en Qatar. FIFA es el gran aliado de un proyecto tan polémico como ejemplificante de como funciona el nuevo fútbol.

Las elecciones de Zúrich alrededor del Centenario dejaban en bandeja de plata dicho escenario. Solo Oceanía y Asía podían competir por un Mundial del 2034 cuyos tiempos de elección de sede se adelantaron 7 años en relación con sus propios precedentes. FIFA abrió la puerta a un territorio saudí que promete superar los 220 mil millones de dólares invertidos en Doha durante el triunfo de la Argentina de Lionel Messi. Las cuentas para Riad, más que sencillas de cara al futuro. L’Equipe desvela algunas de las claves para entender la magnitud del proyecto.

Mohamed Bin Salman y el Fondo PIF lideran todo desde la sombra. La compra de los cuatro principales clubes ha sido el primer paso para situar su liga entre las 10 mejores del mundo. Un hito clave para generar un ambiente futbolero de cara a una edición donde no nos olvidemos, habrá 48 selecciones en los desiertos de Riad. El Plan 2030 trazado por la familia real tiene costes claros y que llegan a los 700 mil millones de dólares. E pretende crear una edición sin precedentes que potencie las candidaturas de Oriente Medio a pesar de las críticas.

Compra de jugadores, entrenadores de élite, estadios habilitados por FIFA, instalaciones del más alto nivel, aeropuertos y medio de transporte vanguardistas se unen en un plan de inversión que ya ha comenzado desde el arribo de Cristiano Ronaldo. Riad pretendía el centenario, pero la competencia con UEFA, CONMEBOL y el camino que se le despejaba en el 2034 era irrechazable. FIFA jugó sus cartas y por Arabia se proponen dejar en pequeña la macro inversión que se hizo por Qatar.

L’Equipe habla de críticas que no mueven ni un pelo a Salman y compañía. Muchos cuestionamientos al calendario invernal y sus consecuencias. También a los ítems relacionados con derechos humanos e igualmente al rol de la mujer en el certamen. Arabia de momento no tiembla, la prensa francesa asegura que tendrá a Infantino como su primer defensor y hay tiempo para conseguir todo. 2034 será el Mundial con más dinero invertido en la historia de las grandes citas.

Arabia Saudita y el sportswashing

“Si el lavado de imagen va a incrementar mi PIB un 1 %, entonces seguiré haciendo lavado de imagen…No me importa cómo lo llamen. Si tengo un crecimiento del 1 % gracias al deporte, voy a buscar un 1,5 %. Que lo llamen como quieran, pero voy a querer ese 1,5 %”, palabras textuales de Bin Salman en Fox. Arabia no teme a las críticas y no oculta su deseo por lavar su imagen a nivel internacional por medio del deporte.

¿Cómo sería el calendario de la temporada 2034 en Europa?

Es el gran miedo de los jugadores del viejo continente. El certamen volverá a ser disputado sobre los meses de noviembre y diciembre del 2034. 3 noviembre del 2034 a 18 diciembre, primera opción sobre la mesa para un Mundial que hará que los partidos oficiales a nivel de clubes inicien sobre el mes de julio. Terror en las federaciones locales o las copas nacionales de ligas como la española o la inglesa.

Encuesta ¿Cuál ha sido el mejor de los últimos Mundiales?

¿Cuál ha sido el mejor de los últimos Mundiales?

YA VOTARON 0 PERSONAS