Este fin de semana se llevará a cabo el Gran Premio de Mónaco, una de las carreras que más expectativa genera en los fanáticos de la Fórmula 1. Se trata de una pista más que particular: es la más estrecha de la competencia y a la que absolutamente todos los pilotos le dan más importancia.

Pero esto trae consecuencias, por supuesto. El circuito es complicado de transitar, sobre todo en las prácticas si no existe una efectiva comunicación entre los conductores y los equipos. Y esto sucedió con Sergio Pérez, mexicano de Red Bull Racing, quien atrasó a Fernando Alonso.

Checo transitaba lentamente por la línea de carrera en la curva de Massanet del trazado monegasco, lo que generó el enfado del español que corre para Aston Martin. “¡Estos chicos son increíbles! ¡Increíbles!”, gritó en su radio, muy enfadado con el tapatío.

“Sí, hiciste lo mejor allí y él (Sergio Pérez) no ayudó. Copiado”, le respondieron. Y Alonso redobló la apuesta: “Sí, no me importa. Voy a estar en la línea de carrera en todas las vueltas lentas”. Todo esto se dio en la primera práctica del Gran Premio, por lo que puede haber una “venganza” más adelante…

Sergio Pérez, preocupado antes del GP de Mónaco

El piloto de Red Bull reconoció que no es el máximo favorito para llevarse el triunfo: “Sabemos que no es nuestro circuito más fuerte. Batallaremos un poco para mostrar nuestras fortalezas. El sábado realmente necesitas calentar bien los neumáticos, eso definitivamente es clave aquí. Sigue siendo Mónaco y cualquier cosa puede pasar. Fernando (Alonso) y los Ferrari espero que sean bastante fuertes, como lo fueron en Bakú. Obviamente serán fuertes a una vuelta alrededor de este”.