Por la primera semifinal de la Copa de la Liga, Boca y Racing se cruzaron en el estadio de Lanús. Tras una alta intensidad en los primeros minutos, el partido perdió vigor y terminaron igualando sin goles. ¿Cómo les fue en los penales? Triunfó El Xeneize.

Ambos llegaron a esta instancia sin sufrir y superando justificadamente a sus repectivos rivales en cuartos de final. Esta tarde, no logaron mostrar sus máximas virtudes y todo el peso cayó, principalmente, en sus arqueros. Uno de ellos iba a ser el héroe de la jornada y, finalmente, fue Agustín Rossi quien volvió a llevarse la distinción.

En total fueron 7 ejecuciones en las que tuvo que intervenir. Piovi, Cardona, Chancalay, Alcaraz y Correa pudieron batirlo pero Copetti sufrió su capacidad e Insúa terminó rematando desviado para que, luego, Varela sentencie la serie. Ganó Boca 6 a 5 y espera por un rival en la final.

Más allá de que hoy solo detuvo 1 de 7, vale la pena dar cuenta de que, en total, Rossi encaró 41 penales en El Xeneize y un 38% no finalizaron en gol. El detalle: 11 atajados, 5 desviados y 25 anotaciones. Garantía absoluta.

Con el triunfo de esta noche, Boca jugará el último partido del torneo ante el ganador de Argentinos Juniors y Tigre que jugarán mañana desde las 16 en el Estadio de Huracán. El conjunto de Battaglia tiene un plus: posee un arquero experto en situaciones límite con 5 de 7 tandas ganadas.