Como prueba de que la relación no pasó más allá de lo laboral y acabando con los rumores de un supuesto acoso, Vanessa Huppenkothen aceptó ofrecer una entrevista a Javier Alarcón, quien fuera su jefe hace varios años en Televisa Deportes.

Fue a través del canal de YouTube del comentarista, donde la ahora presentadora de ESPN hizo algunas confesiones, entre ellas que su físico le ayudó a abrirse puertas en el medio deportivo para lograr sus objetivos.

"Tengo que aceptarlo, el físico me abrió las puertas, me permitió tener unas entrevistas, ¿por qué no? Pero yo siempre me manejé con mucho respeto, esa parte fue muy cuidada para después demostrar que sabes a base de golpes y mucha preparación”, reveló la conductora.

No obstante, también destacó el arduo trabajo que le ha costado mantenerse como una de las voces femeninas más respetadas dentro del ámbito deportivo, pues aseguró que su preparación la respalda y el público lo reconoce.

“Llevo ya casi 14 años en esto y el mantenerme y estar hoy presente y seguir en mi carrera y deportes no es nada mas por el físico, porque la gente se da cuenta cuando estás al aire y cuando estás haciendo un noticiero, o sabes o no sabes", fue tajante Vanessa.

Por otro lado, quiso ponerle fin a los rumores que apuntaban a que sufrió acoso por parte del entonces jefe de Televisa Deportes, Javier Alarcón, dejando claro que nunca percibió una falta de respeto del ahora analista de Imagen Televisión.

Tú sabrás que no sé en cuantos años, pero ni una mirada lasciva, ni un comportamiento en ningún sentido contigo y con ninguna. Siempre me trataste con mucho respeto, me ponía minifaldas y nunca me viste las piernas o por lo menos nunca caché tus ojos ahí", sentenció.