“El club puede estar mejor sin mí”, había declarado antes de la última jornada de LaLiga y ahora, todo apunta que tendrán que hacerse a esa idea en las oficinas del Bernabéu. Zinedine Zidane dejará Real Madrid a final de temporada por motivos lógicos e igualmente, que supusieron su primer paso al costado.

“El Real Madrid y Zinedine Zidane publicarán un comunicado oficial en las próximas horas/días para anunciar que se separan. Zidane se va al 100%”, decía Fabrizio Romano antes de que el resto de los medios confirmarán la noticia. Tras un nuevo ciclo de 2 años y medio, ZZ vuelve a dejar la capital española producto del desgaste y las duras decisiones que se vienen en el gigante blanco.

El comunicado de los blancos: “El Real Madrid C. F. comunica que Zinedine Zidane ha decidido dar por finalizada su actual etapa como entrenador de nuestro club. Es tiempo ahora de respetar su decisión y mostrarle nuestro agradecimiento por su profesionalidad, dedicación y pasión en todos estos años, y por lo que representa su figura para el Real Madrid. Zidane es uno de los grandes mitos del Real Madrid y su leyenda va más allá de lo que ha sido como entrenador y jugador de nuestro club. Él sabe que está en el corazón del madridismo y que el Real Madrid es y será siempre su casa”.

Revolución, desgaste y la situación de los capitanes

Podríamos estar hablando fácilmente de los 3 ítems que supusieron su marcha tras derrotar a Liverpool en Kiev. Por entonces ZZ no se sentía con fuerzas para liderar la renovación que se tomaría el primer equipo, no se veía capaz de sacarle más provecho a la generación más exitosa de jugadores en los últimos 40 años y no quería ser quien continuase cuando varios ídolos se marchasen.

El problema es que justamente durante los últimos 36 meses no hubo revolución, se ha exprimido hasta la última gota de jugadores que por cuestiones lógicas/edad solo pueden ir hacía abajo y habrá salidas de peso como Sergio Ramos o Marcelo. Los motivos de Zidane para abandonar por segunda vez a Florentino reflejan más allá del análisis que haga cada uno, que por lo menos desde la dirigencia, no cumplieron sus promesas.

Sumado a esto, el presidente quiere mano dura. Desea ver de nuevo un equipo que gire en torno a la disciplina y a poder explotar a jóvenes como Vinicius, Rodrygo o Reiner, llamados a ser la futura generación de crack dentro del plantel. A todo esto y mientras se espera por comunicado oficial, ¿Qué pasará con Mbappé?