Con un camino totalmente diferente a los prospectos que fueron elegidos en el Draft 2020, LaMelo Ball corrió el riesgo de irse a jugar a los Illawarra Hawks, de la NBL australiana, para tomar más experiencia y llegar a la NBA como una de las mejores futuras promesas de la liga.

Ball tiene una estatura envidiable (2.00 metros) para un base y las habilidades que demuestra para la creación de jugadas fueron el principal argumento para ser elegido en el Draft 2020 de la NBA. Sin lugar a duda, uno de los talentos que más promete en la liga y que disfrutarán los Charlotte Hornets.

“Es sólo baloncesto. No lo veo como una presión añadida. Ser la primera selección es importante y tiene mucho peso, pero me alegro de haber nacido para eso (…) Te enfrentas a un estilo de juego completamente nuevo. Es algo que puedes agregar a tu arsenal. Me ayudó”, afirmó LaMelo Ball sobre su experiencia de jugar en Australia.

Estadísticas, fortalezas y debilidades de LaMelo Ball

En los Illawarra Hawks, de Australia, LaMelo Ball disputó 12 partidos en la temporada 2019-20 y promedió por juego 17 puntos, 7.6 rebotes y 6.8 asistencias en 31.3 minutos. Las mayores fortalezas del nuevo base de Charlotte Hornets son la gran velocidad con el balón, la altura y lo largo de sus brazos.

A pesar que no es un jugar explosivo, Ball si es muy bueno en la fluidez de los movimientos y es considerado como un verdadero ‘playmaker’ por el talento que demuestra a la hora de manejar el balón y crear jugadas para el equipo. ¡Una joyita la que se llevaron los Charlotte Hornets!