El esfuerzo y trabajo llevaron a que la distinción como el Jugador Más Valioso de la NBA 2020-21 se la llevara un jugador que hace unos años nunca se imaginó estar en la cima del mejor baloncesto del mundo. Nikola Jokic venció a Stephen Curry y Joel Embiid para ser elegido como el MVP de la temporada regular.

La vida de Jokic  tiene mil y una historia por contar debido a que es un jugador diferente a los tradicionales pívots que brillaban en la NBA. Con un coeficiente intelectual envidiable, Nikola tuvo que cambiar la alimentación para mejorar el físico que lo llevó a ser el MVP de la NBA 2020-21.

El estelar jugador de los Denver Nuggets no traía una dieta de acuerdo a la exigencia de ser un basquetbolista de la NBA y en una entrevista que le concedió a Zach Lowe, de ESPN, confesó aquellos gustos alimenticios que lo tuvieron cerca de nunca poder ganar el premio MVP.

“Bebía mucha, unos tres litros al día de Coca-Cola. Nunca bebía por la mañana, eso sí, porque había que entrenar y no me sentaba bien, pero después de los entrenamientos ya no podía parar, era un vaso detrás de otro. Pero en mi primer vuelo a Denver me tomé la última. Desde entonces nada, ni una en un año y medio”, confesó Nikola Jokic.

La dieta que cambió Nikola Jokic para llegar a ser el MVP de la NBA

Además de tener que dejar la Coca-Cola, Nikola Jokic cambió la preparación de sus alimentos para consumir menos carbohidratos, ganar masa muscular y adaptar el cuerpo a lo que sería el desgaste y contacto físico de la NBA. ¡Y buen resultado le trajo! Ganó el MVP 2020-21.

“Antes comía cosas normales: pollo, arroz, carne, pero cocinadas de otra manera. Aquí no sabe a nada, necesito ese sabor (…) La dieta actual me ha ayudado. El cuerpo técnico (de Denver Nuggets) ha hecho un gran esfuerzo para ayudarme a preparar mi cuerpo para la NBA”, confesó en 2017 Nikola Jokic.