El Club América no tuvo el reencuentro que esperaba con su público en el Estadio Azteca. En su primer partido como local en el Clausura 2022, las Águilas cayeron 0-2 ante el último campeón, Atlas, luego de ser el equipo que llevó las riendas durante la mayor parte del encuentro.

El equipo de Diego Cocca visitó el Estadio Azteca con el libreto bien estudiado: prioridad en defender el arco propio, y mantenerse a la espera de algún contraataque para ilusionarse con la victoria. Para salir ileso ante el asedio de las Águilas, debió contar con una muy buena versión de su guardameta, Camilo Vargas, quien respondió de manera brillante en más de una oportunidad.

 

Cuando nadie se lo esperaba, el lateral Diogo Barbosa pisó el área local y sacó un furibundo remate cruzado. La volada de Guillermo Ochoa de poco sirvió y Atlas obtuvo allí gran parte de la victoria. Sin embargo, minutos después, llegó una polémica acción en la que el Club América comenzó a bajar los brazos.

 

 

Federico Viñas, quien ingresó en reemplazo de Henry Martín, saltó a disputar un balón junto al defensor visitante Hugo Nervo, y al caer, su bota rozó el rostro de este último. La acción pareció imperceptible a primera vista, pero el árbitro principal recibió el llamado del VAR y al observar la jugada en la pantalla, tomó la decisión de expulsar al atacante uruguayo.

El propio Viñas se mostró incrédulo ante la decisión arbitral, ya que, a simple vista, no parece haber tenido intención de golpear al defensor. América se quedó en desventaja numérica y también en el marcador. Para peor, sobre el cierre del encuentro, el recién ingresado Jonathan Herrera amplió la diferencia en favor del último campeón de la Liga MX. Los de Solari ya llevan tres meses sin ganar en el plano local. Preocupante.