Rayados de Monterrey le pegó un baile a Cruz Azul tras ganarle 4-1, 5-1 en el globla, en la vuelta de las semifinales de la Concachampions en el Estadio Azteca. El partido fue detenido durante diez minutos luego de que se haya aplicado el protocolo discriminatorio tras la apareción del grito homofóbico.

La Máquina llegaba con el objetivo de redimirse tras haber perdido en la ida en el BBVA Bancomer por 1-0 con el equipo de Nuevo León. Por otro lado, como sucedió a lo largo del Grita México Apertura 2021, el equipo de Juan Reynoso mostró muchos errores defensivos ante un rival que se caracterizó en anotar en las pocas jugadas de gol que generaba. 

 

Por otro lado, en la primera mitad, la historia comenzó muy adversa para Cruz Azul ya que a los seis minutos Rayados realizó una gran jugada colectiva a puro toque para que Maxi Meza anote el 1-0 parcial. A pesar de esto, el conjunto de la Noria reaccionó rápido y marcó el 1-1, pero a los 17’ Duvan Vergara anotó un golazo para poner el 2-1 y Rogelio Funes Mori anotó el 3-1, con mucha polémica, para comenzar a liquidar el partido. 

Por otra parte, en la segunda mitad el Melli apareció nuevamente para marcar el 4-1 y comenzar a avanzar a la final. De todas maneras, a los 67 minutos se dio un momento bochornoso ya que se escuchó el grito homofóbico cada vez que se despejaba el balón, por lo que el árbitro aplicó el protocolo y suspendió el encuentro durante diez minutos. Tras la vuelta al juego, la Máquina tomó el control el balón, mostró mejores pasajes de juego, pero lejos estuvo de descontar. 

 

 

De esta manera, Rayados de Monterrey disputará una nueva semifinal de la Concachampions cuando enfrente a América, que superó a Philadelphia Union, el próximo 26, 27 o 28 de octubre en BBVA Bancomer de Nuevo León