Por la segunda fecha del Clausura 2022 de la Liga MX, Pumas obtuvo una nueva victoria que lo coloca como uno de los líderes del certamen. En condición de visitante, el equipo dirigido por Andrés Lillini venció por 3-1 a los Gallos de Querétaro.

La victoria no fue sencilla para Pumas, ya que comenzó en desventaja, y además, ya en el segundo tiempo, cuando ganaba por 2-1, recibió la expulsión de su defensor Alan Mozo, quien vio la roja a instancias del VAR, en una acción que le valió muchas críticas al árbitro del encuentro Erick Yair Miranda.

Cuando corrían 62 minutos de partido, Miranda y el VAR interpretaron que Alan Mozo intentó darle un codazo de manera intencional al jugador de Querétaro, Jorge Hernández. Sin embargo, Pumas no se quedó para nada conforme con la decisión arbitral, y es por eso que en el día lunes decidieron apelar la sanción ante la Comisión Disciplinaria, con la intención de que la roja le sea quitada a su futbolista.

La apelación se dio a conocer a través de un comunicado de prensa de la Liga MX: “Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 73 del Reglamento de Sanciones, se recibió por parte del Club Universidad Nacional una solicitud de investigación por la expulsión del Jugador Alan Mozo Rodríguez”.

A pesar de la expulsión, Pumas pudo mantener la ventaja y se ilusiona con su buen arranque en el Clausura 2022. Por su parte, a la espera de una resolución de la Comisión Disciplinaria, Alan Mozo sufrió la cuarta expulsión desde que es futbolista de Pumas: la primera fue en el Torneo Guard1anes 2020, la segunda en el Guard1anes 2021 y la tercera, en el Apertura 2021.