Antes de que en estos tiempos sigamos con fervor las actuaciones de Javier Chicharito Hernández en la Major League Soccer (MLS), en Los Angeles Galaxy se contó con la presencia de uno de los mejores delanteros en la historia del fútbol mundial, como el sueco Zlatan Ibrahimovic.

Todos recuerdan que el europeo aterrizó en Estados Unidos con 35 años, jugando dos temporadas entre 2018 y 2019, donde participó en 58 partidos anotando 53 goles, ganando trofeos de todo tipo, como la Revelación del Año, Jugador del Año, dos veces en el Mejor 11 de la liga y una vez All Star, además de convertirse en el máximo anotador y asistidor con 43 goles y asistencias desde el debut de un jugador hasta su partido 35 en temporada regular.

Sin embargo, el portal The Athletic fue más allá y reveló en un reportaje algunas de las "particulares" actitudes que tuvo Ibrahimovic con sus compañeros en LA Galaxy durante los dos años que jugó en la MLS, las cuales son tan especiales como repudiables.

Las locuras de Zlatan Ibrahimovic en la MLS y en LA Galaxy
 

La primera de ellas habla de su llegada a California, cuando el 25 de marzo del 2018 se presentó por primera vez ante sus nuevos compañeros, acompañado del entonces entrenador Sigi Schmid, los miró fijamente y preguntó "¿Creen en Dios?", a lo que algunos jóvenes del plantel asintieron con la cabeza, respondiendo luego que "está bien. Entonces creen en mi".

Otra anécdota fue contada por el defensor Perry Kitchen, hoy en Columbus Crew, quien comentó entre risas que "Zlatan habló y dijo algo como 'en estos juegos debemos ser más fuertes, como Kevin y señaló hacia mí. Yo volteaba para asegurarme que no había otro Kevin a mi alrededor y le dije: ‘Mi nombre es Kevin, está justo arriba de mi casillero’, a lo que Zlatan respondió: 'Sí, tú eres Kevin'".

Zlatan Ibrahimovic y sus compañeros en Los Angeles Galaxy (Getty)

Zlatan en LA Galaxy: de ser Dios a ser temido en el vestidor
 

Por su parte, el ex atacante Chris Pontius reconoció algo que en su momento fue mencionado por el actual jugador Sebastian Lletget, al indicar que "algunos de sus propios compañeros de equipo estaban aterrorizados. Al final del día, él mantiene a todos en un estándar más alto para poder ganar. Así es como es. Pero sí cruzó la línea con sus compañeros, cualquiera te lo dirá".

Y por supuesto que su instante más recordado fue cuando Zlatan anunció su partida de la MLS, cuando publicó un mensaje soberbio en sus redes sociales donde escribió a los aficionados estadounidenses que "vine, mire y conquiste, les di a Zlatan… Ahora vuelvan a ver béisbol".

Twitter: @TheAthletic