Gianluca Lapadula despertaba dudas en muchos peruanos antes de que se anime de ponerse la Blaquiroja. Para muchos no valía la pena y para otros debía haber nacido en nuestras tierras para defender nuestros colores. 

Una vez que se puso la camiseta, sin embargo, fue convenciendo. El delantero no destacó por goles o juego. Su actitud y movilidad fueron seduciendo a sus detractores. 

Después de jugar contra Chile y Argentina, quedó claro que podía aportar. Para muchos debía ser titular. Este jueves, sin embargo, esperó su oportunidad en el banco. Solo entró cuando el partido ya estaba 3-0 en contra. 

A pesar de eso, otra vez, el nacido en Italia mostró mejores condiciones que muchos. La actitud y su movilidad nuevamente generaron peligro en el arco de Ospina. 

Igual, el partido terminó 3-0. El delantero no dejó goles. Solo buenas sensaciones. Esta mañana el propio jugador se manifestó en las redes sociales. 

Subió una historia de una foto suya arrodillado y escribió: "A levantarse". Así, Lapadula se sigue ganando a los peruanos a pesar de los resultados. Ojalá ahora consiga goles ¡Hay fe!