Una noche de dulce y agraz fue la que tuvo el primera base venezolano Miguel Cabrera junto con los Detroit Tigers, ya que ratificaron ser uno de los equipos de bajo rendimiento en la Liga Americana tras perder por 6-7 ante Minnesota Twins; pero a nivel personal, se metió en la historia grande de la Major League Baseball (MLB).

Esto, porque sólo en este partido logró romper tres registros en Grandes Ligas. Por ejemplo, ante los Mellizos logró impulsar seis carreras por sexta ocasión en su carrera, lográndolo por primera vez desde el 2013; además, llegó a 32 juegos con multijonrón para empatar en el primer lugar en la historia de la franquicia a Hank Greenberg.

Y por si fuera poco, Cabrera hizo historia para su país de origen, puesto que se convirtió en el beisbolista venezolano con más carreras anotadas, registrando tras lo hecho este miércoles un total en su trayectoria de 1,454, superando a quien tenía la marca, la leyenda Bob Abreu.

Pero hay más. Porque con los dos cuadrangulares que anotó en la pasada jornada, se metió en el Top 30 de la historia de Las Mayores, con un total de 486 homeruns, quedando a siete del lugar 29 en la lista, ocupado en estos momentos por Fred McGriff y la leyenda Lou Gehrig.

Una marca más para Cabrera, que sigue mostrando destellos de su talento que le llevó a ser el primer jugador, desde 1967, en ganar la Triple Corona de bateo, marca que consiguió en 2012.