Ha sido un inicio de 2024 muy movido puertas adentro de Al Ittihad, sobre todo, por todo lo que se dijo de la relación entre el argentino Marcelo Gallardo y el francés Karim Benzema. Pese a que se trata de la estrella de este equipo, lo cierto es que ya hubo castigos, actos de indisciplina y hasta supuestos entredichos entre ambos. La realidad es que, hoy por hoy, todo parece más calmo, aunque, en un momento, había riesgo de una salida.

Para entender todo lo sucedido con entre técnico y jugador hay que remontarse a los últimos días de 2023. Luego de la dolorosa derrota ante el Al Nassr de Cristiano Ronaldo, Benzema se perdió los últimos seis entrenamientos del año. Pidió licencia por una lesión en el pie y se iba a estar para el último partido ante Al Tai, aunque, luego, éste se terminó suspendiendo.

Por el receso en la liga de Arabia Saudita, Al Ittihad tuvo unas mini vacaciones, aunque retornó a los entrenamientos a mediados de enero. Sin embargo, Benzema no volvió. Retornó tres días después a Yeda y, cuando lo hizo, Gallardo tomó la rotunda decisión de separarlo del plantel y dejarlo afuera del viaje a Dubái para continuar con la “pretemporada”.

Aquí es donde la relación entró en su punto más caliente. Benzema no se unió a la pretemporada con el primer equipo y recién lo pudo hacer al retorno del plantel de Dubái. Pero, la situación no mejoró.

Los dueños de Al Ittihad pensaron en una salida de Marcelo GAllardo

Al momento del regreso de Gallardo, Benzema siguió separado del plantel profesional, lo que derivó en un malestar claro en el vestuario. Según pudo confirmar BOLAVIP de acuerdo a fuentes saudíes, la situación llegó a tal punto que en Al Ittihad pensaron en desprenderse del técnico argentino.

Los propios dueños de los Tigres del Asia analizaron la drástica decisión de prescindir del ex River. Pero al final, esto no se concretó, pese a que el ‘Muñeco’ se mantuvo firme en su postura de mantener a Benzema separado del plantel.

Poco a poco, las aguas se fueron calmando. A la primera semana de su regreso, Karim se entrenó solo. Pero, a la siguiente semana, ya empezó a hacer trabajos con el grupo, pero sin hacer fútbol. Ya para la tercera semana apareció con sus compañeros trabajando de forma normal. De hecho, luego de todo el terremoto sufrido, finalmente, pudo jugar en el partido ante Al Riyadh por la liga saudí.

Gallardo salió fortalecido de las diferencias con Benzema

Pese a la incómoda situación para Al Ittihad por las diferencias con Benzema, Gallardo salió fortalecido de esta disputa. ¿Por qué? Los dueños del club confiaron plenamente en él y hasta lo hicieron saber con una decisión dirigencial.

Luego del conflicto con el francés, el club anunció la creación de un Comité especial o lo que podría decirse un “Consejo de Fútbol” comandado por el propio Gallardo junto al director deportivo Ramón Planes y el CEO, Domingo Soares de Oliveira. Por estos nombres pasarán todas las decisiones respecto al plantel profesional.

Es por este motivo que en Al Ittihad también sonaron algunos nombres argentinos para reforzar el plantel en este último mercado. Así fue como hubo ofertas por Ángel Correa (Atlético de Madrid) y Matías Soulé (a préstamo en Frosinone, pero con el pase de Juventus). Al final, ninguno pudo llegar.

En tanto, la relación con Benzema se normalizó y quedó en sumo respeto, según dejaron ver incluso las propias redes sociales del club. Dato no menor: no hubo una charla privada entre ambos, por lo que todo se suscitó bajo las decisiones del técnico argentino.