Gonzalo Lama tuvo un sufrido debut en el Challenger 80 de Quito, en donde superó por 7-5, 5-7 y 6-2 al local Álvaro Guillén Meza, quien recibió una invitación por parte de la organización del torneo para participar en el cuadro principal.

En el primer set, Gonzalo Lama estuvo sólido con su saque, tanto así que no le dio ninguna chance de quiebre al ecuatoriano, quien tuvo que batallar en todos sus juegos de servicio para sostenerlo y no verse abajo en el marcador.

Lama desaprovechó 5 oportunidades de quiebre e incluso un set point, pero de igual manera supo quebrarle a su rival cuando batallaba para no perder el set y terminó imponiéndose por un estrecho 7-5 en 48 minutos.

En la segunda manga, el trámite fue parejo hasta el séptimo game, en donde Guillén Meza quebró para aventajarse en el resultado. Lama, lejos de bajar los brazos, luchó y logró recuperar el quiebre cuando el local servía para quedarse con el set, lo que no sirvió de mucho ya que el ecuatoriano quebró de vuelta y se quedó con el set por 7-5.

En el set final, Gonzalo Lama salió decidido a cerrar el partido lo antes posible y lo conseguiría con un break en el primer servicio del ecuatoriano. De ahí en más, el chileno sostendría su ventaja y no tendría mayores problemas para cerrar el parcial a su favor por 6-2 y, con eso, el partido.

De esta manera, Gonzalo Lama avanzó a la segunda ronda del Challenger 80 de Quito, en donde deberá enfrentar al español y tercer preclasificado del torneo, Mario Vilella Martínez por un cupo en los cuartos de final del certamen.