Este sábado, Atlético Madrid tuvo una brava parada al visitar al Granada, una de las sorpresas de la Liga Española y que hace unos días casi deja afuera de la Copa del Rey al Barcelona de Lionel Messi.

Después de una primera parte sin goles, los de Diego Simeone se adelantaron pasada la hora de juego gracias a Marcos Llorente.

Sin embargo, a los tres minutos, el dueño de casa lo empató por medio de Yangel Herrera, quien le daba vida al Granada.

A quince minutos del final, Ángel Correa le pegó desde el vértice derecho del área grande y un desvío espectacular hizo que marcase el 2-1.

Hoy no necesitó de Luis Suárez y el Atlético Madrid sumó tres puntos claves para seguir en lo más alto de la tabla de posiciones de la Liga Española.

Ahora quedó a ocho puntos del Real Madrid, que debe jugar mañana y tiene un partido menos.