MIRANDO AL MUNDIAL. Hernán Darío Gómez durante un amistoso contra Suiza con Panamá antes de Rusia 2018 (Foto: Getty).

MÁS DE RUSIA 2018

Rusia 2018 SELECCIÓN PANAMÁ

Hernán Darío Gómez, el experto en hacer debutar a selecciones en los mundiales

En Rusia 2018, Hernán Darío Gómez estará en su quinto mundial, el tercero como entrenador. De renombre en Colombia, fue héroe nacional en Ecuador y se ganó un lugar en el corazón del Panamá. La historia de un técnico que, pese a todo, es récord en el continente y el mundo.

Por: Ezequiel Marzana

MIRANDO AL MUNDIAL. Hernán Darío Gómez durante un amistoso contra Suiza con Panamá antes de Rusia 2018 (Foto: Getty).

MIRANDO AL MUNDIAL. Hernán Darío Gómez durante un amistoso contra Suiza con Panamá antes de Rusia 2018 (Foto: Getty).

Colombia a Francia '98, Ecuador a Corea-Japón '02 y Panamá a Rusia '18. Hernán Darío Gómez, a sus 62 años, no será un novato en la próxima Copa del Mundo. 

El "Bolillo" -como lo conocen todos- es el primer entrenador en clasificar a tres selecciones nacionales para un Mundial. ¿Lo más meritorio? Dos de esos países jamás habían podido superar las Eliminatorias. 

"Bolillo" le da indicaciones a Lozano y Valderrama durante Estados Unidos '94.

En Italia 1990 y Estados Unidos 1994, estuvo como asistente técnico de la Selección Colombia. Fue la mano derecha de Francisco Maturana, con quien ganó la Libertadores de 1989 en Atlético Nacional. 

Para 1995, "Pacho" había dejado vacante el puesto de entrenador en la selección nacional cafetera y el colombiano asumió el rol de su maestro. Debutó en la Copa América y terminó tercero. Pero lo más destacado fue la clasificación a Francia '98, donde fue de mayor a menor. Así, en la misma curva descendente, cayó eliminado en primera ronda con un triunfo y dos derrotas.

Risas junto a los jugadores de Ecuador camino a Corea-Japón 2002.

Le llegó su oportunidad en la Selección de Ecuador, donde forjó una de las mejores defensas de las Eliminatorias Sudamericanas. Clasificó a la Tri a su primera Copa del Mundo y lo hizo por encima de Brasil en la tabla de posiciones. 

Sin embargo, aquel camino estuvo lejos de ser perfecto: el 8 de marzo del 2001, sufrió un atentado en Guayaquil donde recibió un disparo en la pierna derecha y un golpe con un revólver en la frente. En el Hotel Hilton Colón, donde estaba junto a la Federación Ecuatoriana, fue interceptado por José Rodríguez, directivo del club Santa Rita, y cuatro guardaespaldas. Allí, Rodríguez le reclamó la no convocatoria de Dalo Bucaram, hijo del expresidente Abdalá Bucaram, a la Sub 20. Uno de los acompañantes del dirigente sacó un arma, golpeó al "Bolillo" en la frente y le disparó tres veces, dejándole una herida en el muslo derecho, cerca de la ingle.

Así le quedó el rostro después de la agresión que sufrió en 2001.

Gómez confesó que pensó seriamente en renunciar tras ese episodio, pero la Federación le garantizó su seguridad y terminó por dirigir en Corea-Japón 2002. Compartió grupo con Italia, México y Croacia; perdió contra los dos primeros pero rescató un triunfo en el último partido. 

Una mala Copa América 2004 y muchas diferencias con los dirigentes lo dejaríon afuera del país que lo vio como un héroe un par de años atrás. Para 2006 fue presentado en Guatemala pero una goleada encajada contra Argentina por 5-0 lo sacó dos años después.

La agresión a una mujer en un bar lo llevó a su peor momento en su vida.

Sin éxito en Independiente de Santa Fe, volvió a la Selección Colombia, que venía del fracaso de no clasificar a Sudáfrica 2010. No obstante, tras la Copa América 2011, renunció a raíz de un escándalo donde golpeó a una mujer.

Antes de asumir como entrenador de la Selección de Panamá, tuvo un buen paso por Independiente de Medellín, donde llegó a la final del fútbol colombiano. 

No fue fácil, porque en Panamá la prensa es muy difícil; si en Colombia soy carne de cañón, imagínese acá. Esto es muy bravo. Pero tuvimos todo el pueblo panameño a nuestro favor, a los directivos y un equipo que lo dio todo en la cancha

Dejó tercera a La Roja en la Copa Centroamericana y en la Copa de Oro 2015, donde cayó en una polémica semifinal contra México. Pero su mayor mérito serían las Eliminatorias de CONCACAF y el Hexagonal Final. En un plantel repleto de históricos y ante una crítica por momentos desmedida, "Bolillo" Gómez logró clasificar a Panamá a su primer mundial: Rusia 2018.

"Panamá tiene que ir al Mundial a aprender", dijo en los primeros días del año mundialista. A sus 62 años, el responsable de los mayores éxitos futbolísticos de Ecuador y Panamá, tiene mucho que enseñar.

Temas:


Lee También



Comentarios

sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail