Las Chivas de Guadalajara habían logrado una buena levantada de la mano de Ricardo Cadena durante el final de la temporada regular y la Reclasificación. Sin embargo, los Cuartos del Final les prepararon un duro momento nada menos que contra el Atlas, y quedaron eliminados después de igualar este domingo en la cancha del Estadio Jalisco.

Después del 1-2 recibido en la ida disputada en el Akron, el Rebaño estaba obligado a dar vuelta el marcador, pero los Rojinegros y su solidez pudieron más. Un gol de Anibal Chalá en la primera mitad terminó por liquidar la serie, y luego fue JJ Macías quien decoró el resultado hacia el final del partido.

 

Uno de los futbolistas que había quedado relegado en el equipo Rojiblanco es Raúl Gudiño, pues el guardameta rompió relaciones con la directiva del club y decidió no renovar su contrato. Sin embargo, las circunstancias del partido le tenían preparada una despedida dentro del campo: Miguel Jiménez debió salir lesionado y lo obligó a saltar al campo.

El llanto de Raúl Gudiño 

El portero tuvo que padecer el tanto Rojinegro y la posterior eliminación. Y una vez finalizado el encuentro en el Coloso de la Calzada Independencia, tuvo una reacción que dio mucho que hablar. Evidenciando que disputó sus últimos minutos en Chivas, Gudiño se quedó cabizbajo, luego caminó hacia la portería Sur del inmueble, regaló sus guantes a la afición y se despidió a puro llanto.

¿Cuál será el futuro de Raúl Gudiño?

El guardameta, castigado por la directiva de Chivas en el último semestre tras decidir no renovar su contrato (el cual vence a finales de 2022), se encuentra buscando un nuevo destino. En los últimos días se mencionó la opción de Pumas UNAM, aunque de momento no se ha conocido una oferta ni negociaciones formales.