Pese a lo que terminó siendo un contundente triunfo ante Atlético San Luis, no fue una noche redonda para Cruz Azul, que se encontró con una muy mala noticia en el transcurso del compromiso de la Jornada 6 del Clausura 2024.

Es que durante la primera mitad del encuentro, Gabriel Fernández sufrió una dura lesión, por la cual fue sustituido tempranamente y se marchó llorando en camilla acompañado por el cuerpo médico de la Máquina Cementera.

Como si fuese poco, al finalizar el partido del sábado, se confirmó la gravedad de la lesión y el parte oficial sólo trajo malas noticias: anunció que se trata de una ruptura de ligamentos cruzados en la rodilla derecha, el peor panorama posible para cualquier futbolista.

“En los próximos días será sometido a una intervención quirúrgica”, agregó la institución a través de las redes sociales, deseándole a su vez una pronta recuperación al ‘Toro’, que hace muy poco había llegado desde los Pumas UNAM.

De esta manera, el futbolista de 29 años permanecerá un extenso tiempo fuera de los campos de juego: se especula que tendrá para entre seis y ocho meses de recuperación, en busca de su plena puesta a punto. El Toro tendrá que tener paciencia con la evolución propicia para regresar cuanto antes.

Así, Martín Anselmi tendrá que resolver quién será su reemplazante o cómo reorganizará la ofensiva de su equipo, uno de los que menos goles ha convertido en este comienzo de campeonato de la Liga MX.