La mala fortuna nuevamente tocó un balón de Christian Cueva. En la tanda de penales en el cotejo entre la Selección Peruana y el combinado de Paraguay por la Copa América, el volante tuvo en sus pies el tanto de la victoria, pero toco cambió cuando disparó el balón sobre el palo derecho del portero Antony Silva.

Resumen completo de Perú 3 (4) - Paraguay 3 (3)  (Gentileza DirectTV Sports)

 

+ Pedro Aquino alienta a la Selección Peruana: "Hoy con toda la bendición de Dios"

+ En francesñol: el saludo del Saint Etienne para la Selección Peruana y Miguel Trauco

+ Picante: Horacio Zimmermann le respondió a Sergio Markarián tras minimizar a Gareca

La acción con la pelota, haciendo recordar a fantasmas del pasado, esta vez fue desviada por el guardameta Antony Silva. Con su mano izquierda levantanda, recordó mucho al penal atajado a Kylian Mbappé por parte del portero Yann Sommer en los octavos de final de la Eurocopa, también fue desviada terminando con todas chances de culminar con la ronda.

Pero todo empezó mucho antes. Con las atajadas, y desvios, tanto de porteros como de jugadores, una serie de sucesos determinó que Christian Cueva se encargara de patear el último penal de la Selección Peruana. Quizá escogiendo ser el remate cinco, para no tener que hacerlo, lo cierto es que tuvo la personalidad para pararse frente al balón y definir.

Historia pasada, pues tras el fallo del mediocampista Christian Cueva ocurrieron otros de los jugadores de Paraguay y, tras la anotación del lateral izquierdo Miguel Trauco, la Selección Peruana pudo pasar a las semifinales de la Copa América, en donde se enfrentará al ganador dle cotejo entre Brasil vs. Chile.

Queda para la postal la imagen del final de la tanda de penales. Tras el gol realizado por Miguel Trauco, todos los jugadores de la Selección Peruana festejaron la victoria, pero fue el delantero Gianluca Lapadula el que se acercó a Christian Cueva y lo abrazó para consolarlo.