Feyenoord recibe este jueves 21 de octubre a Union Berlin en el encuentro por la fase de grupos de la nueva UEFA Conference League. La previa del partido ha sido sumamente tensa, ya que los ultras del plantel neerlandés emboscaron a la directiva del equipo visitante en las calles de Rotterdam.

A pesar de que la policía local activó los protocolos de seguridad para el partido de la Conference League, los ultras de Feyenoord desataron un caos en las calles de Rotterdam durante la noche de este miércoles. La directiva de Union Berlin se encontraba en un local en exteriores y un grupo de faáticos locales los agredieron.

Según informa la prensa local y replica Mundo Deportivo, había cerca de 25 directivos de Union Berlin en el lugar, entre los que se encontraba el presidente Dirk Zinglerm de 57 años. En ese momento, apareció un grupo de ultras locales y los atacaron. Afortunadamente, la policía actuó rápidamente y no hubo heridos de gravedad en el ataque. Una mujer miembro de la Junta Directiva tuvo que  ser trasladada al hospital por por problemas de circulación en la sangre, pero se encuentra bien.

"Fue totalmente surrealista. De repente se pusieron las personas unas máscaras y nos empezaron a atacar. Las mesas volaron por los aires y muchos cristales se rompieron" fueron las palabras de Christian Arbeit, portavoz de Union Berlín que fueron replicadas por el diario antes mencionado. 

Feyenoord se disculpó por la conducta de sus hinchas

Así mismo, Feyenoord emitió un comunicado disculpándose por lo ocurrido. "El club se distancia en todos los sentidos de las personas que se han rebajado a este acto cobarde y cree que nadie que ponga a Feyenoord y a la ciudad en una situación tan insana de forma negativa puede o debe llamarse a sí mismo aficionado. Feyenoord también espera que los autores sean encontrados y castigados por este escandaloso caso de violencia pública".