Un problema importante menos es el que tiene el receptor abierto Antonio Brown, quien tras ganar el Super Bowl LV con Tampa Bay Buccaneers, debía solucionar su situación fuera de lo deportivo, donde tenía una demanda judicial en el 2019 por agresión sexual.

El libelo fue presentado por la ex preparadora física Britney Taylor, mientras estaba en New England Patriots, lo que le obligó a salir de la institución; pues bien, a casi dos años del hecho, finalmente la cadena ESPN informó que ambos llegaron a un acuerdo para resolver la disputa civil.

En un comunicado oficial, el abogado de la mujer, David Haas, informó que "Antonio y Britney han sido amigos por más de una década. Hace varios años, casi se hacen socios de negocios; habiendo reflexionado en torno a su relación, ambos sintieron que había llegado el momento de seguir adelante".

Se resolvió conflicto legal de Antonio Brown
 

En ese sentido, el escrito del legista agrega que "Antonio está agradecido por la excelente asistencia de Britney en los entrenamientos. Están felices de que a Antonio le vaya tan bien con los Bucs y tenga un anillo. Su disputa se ha resuelto y se desean mutuamente gran éxito continuo"

Con el tema judicial solucionado, el objetivo de Brown es encontrar equipo para la próxima temporada en National Football League (NFL), actualmente es agente libre, pero en los Buccaneers siguen atentos sus pasos para un eventual regreso, de hecho su gerente general Jason Licht afirmó que continúa en sus planes.

Antonio Brown en Tampa Bay Buccaneers (Getty)

"Hemos tenido discusiones a lo largo del receso de temporada y pueden notar que pusimos un énfasis en traer de regreso a nuestros jugadores del año pasado que contribuyeron a nuestro éxito, y él no sería la excepción, así que seguiremos teniendo charlas y veremos a dónde va", advirtió el jefe de Tom Brady.