Continúan las reacciones tras la suspensión del clásico entre Universidad de Chile y Universidad Católica donde tan solo se alcanzaron a disputar, 31 minutos en el Estadio Alcaldesa Ester Roa Rebolledo de Concepción, cuando un grupo de hinchas lanzaron bengalas a la cancha, por lo cual se tuvo que tomar la decisión de no seguir jugando el compromiso.

Ahora está en veremos la situación que apremiará a los azules, porque desde luego el club será sancionado y todo en directa relación con los próximos duelos en condición de local, donde de seguro, serán sin público en las tribunas. 

Independiente de esa arista, ya en otras ciudades se encendió la alerta con lo experimentado en Concepción y la preocupación que genera que sus localidades, sean el escenario de algún encuentro deportivo y que tenga como protagonista a uno de los clubes grandes del país. 

Uno de ellos es el actual alcalde de La Serena, Roberto Jacob, quien en entrevista con el Diario El Día de la Cuarta Región, declaró que el Estadio La Portada, no se facilitará a clubes que sus hinchas, puedan generar algunos sucesos de violencia. 

"Dado que lo que ocurrió fue gravísimo, por ahora no arrendaremos ni facilitaremos nuestro estadio a clubes con barras conflictivas. Más adelante se podría analizar, pero por ahora no, porque, además, la seguridad de nuestros vecinos también es importante y está primero que cualquier otra cosa”, afirmó en edil serenense.

El 11 de febrero, la U recibió a Magallanes en La Serena. Los azules, tendrían una opción menos para ejercer de local (Photosport)

Situación que complica bastante, debido a que Universidad de Chile solicitó y usó el Estadio La Portada hace algunas fechas cuando recibió a Magallanes por la cuarta jornada del Campeonato Nacional en febrero pasado y todo anduvo normal. Desde luego, hubo un antes y un después tras lo presenciado en el Clásico Universitario, donde hizo cambiar de opinión a varios jefes comunales.