En los primeros minutos en Santiago del Estero, Rafael Santos Borré, quien había llegado con molestias, parecía no estar del todo cómodo en la Supercopa de Argentina.

Justamente desde el banco de suplentes de Marcelo Gallardo habían mandado a calentar a Julián Álvarez al pensar en una modificación por el delantero.

Sin embargo, el colombiano siguió en la cancha y vaya que le dio resultado al Millonario a la media hora de juego. 

Desde el banco de suplentes, Gallardo les había dicho a sus jugadores que ataquen la pelota en el saque de esquina y el que mejor lo hizo fue Borré. 

Del córner, Borré apareció casi en el punto penal sin marca y por delante de Leonardo Sigali para rematar de cabeza en la cara de Gabriel Arias, quien no pudo hacer nada.

"Yo otra vez, yo otra vez", no paró de decir Borré en la celebración. Y sí, le dicen que erra mucho pero aparece en los importantes.