En el partido correspondiente a la Jornada 2 del Grupo C de la UEFA Europa League, Napoli cayó 2-3 frente al FC Spartak de Moscú en el Estadio Diego Armando Maradona y dejó escapar 3 unidades que podría lamentarse en el futuro. Eljif Elmas convirtió el primer gol de la tarde; pero Quincy Promes (por duplicado) y Mikhail Ignatov lo dieron vuelta. Victor Osimhen estableció cifras definitias. ¿Hirving Lozano? Ingresó 15 minutos.

Sabiendo que integra uno de los grupos más parejos de la competencia y cada punto puede valer oro, el conjunto italiano salió decidido a arrasar con su rival. Esto explica que haya abierto el marcador a los ¡11 segundos! de juego. Sí, leíste bien. Lorenzo Insigne envió un centro al área buscando a Mateo Politano, el portero despejó (mal) y le dejó el balón servido a Eljif Elmas, quien no falló en la definición. Baldazo de agua congelada para los rusos, que tardaron en reaccionar.

A la media hora de partido se dio una jugada que marcó un antes y un después en el partido: Mário Rui le metió un tremendo planchazo a un jugador del Spartak de Moscú y vio la roja directa (el árbitro tuvo que revisarla en el VAR). Luego de esto, la visita se animó a tomar más protagonismo y comenzó a generar peligro en el área de Alex Meret. De tanto ir e intentar, tuvo premio.

Quincy Promes, la gran figura de Los Rojiblancos, anotó el 1-1 parcial a los 10 minutos del segundo tiempo: su remate se desvió en un defensor napolitano y se convirtió en inatajable. Spartak tomó esto como envión anímico y buscó llevarse la victoria en Italia, plan que le salió a la perfección. Luego de una enorme jugada colectiva, Ayrton Lucas desbordó y asistió a Mikhail Ignatov, quien definió de manera excelsa para marcar el 1-2 final a los 35 minutos.

Un ratito antes, a los 30, Luciano Spalletti metió en el campo de juego a Hirving Lozano para tratar de dejar los 3 puntos en casa. Queda claro que le salió mal: los rusos lo tomaron mal parado y le clavaron un puñal a falta de poco tiempo para el pitazo final. Maximiliano Caufriez, defensor de los visitantes, vio la roja a los 37 minutos por una falta sobre Victor Osimhen, por lo que terminaron 10 vs. 10. El tiempo de descuento fue infartanteQuincy Promes marcó el 1-3 (45) y parecía liquidar la historia, pero Victor Osimhen descontó a los 49 e ilusionó a todos los fanáticos del Napoli. Finalmente, la visita aguantó el resultado y se llevó un triunfazo.