Los Juegos Olímpicos son un desafío importante para cualquier deportista. Hay que saber que son la más alta exigencia para los profesionales y solo participar en ellos ya tiene mérito. Es como jugar el mundial para el fúbol, si quieren una comparación. 

Obviamente, ya en ellos, uno quiere destacar y ganar todo lo que sea posible. Distintos peruanos, en este sentido, han ilusionado mucho. Podemos pensar en Ángelo Caro o en Lucca Mesinas, quienes quedaron quintos en skate y tabla respectivamente. 

 

Después de ellos, muchos otros buscaron también dejar el nombre de Perú en alto, aún más de lo que ya lo estaban haciendo. Este jueves, por ejemplo, había mucha fe en lo que podía hacer Alexandra Grande en Karate Kumite. 

Su participación, lamentablemente, no comenzó de la mejor manera. Perdió sus primeros tres combates. En el último, sin embargo, cuando ya no podía llegar a semifinales, logró el triunfo. Con eso, logró una importante posición en Tokio 2020. 

Y es que Alexandra Grande terminó en el puesto 7 y fue una de las mejores peruanas en los últimos juegos olímpicos. Por ello, recibirá su diploma. Ahora, deberá seguir prarádose y porque no, pensar en el 2024. Está a la vuelta de la esquina ¡Bien Grande!