La Monumental Plaza de Toros México se vistió de gala para recibir a la nueva sensación del tenis mundial como lo es Carlos Alcaraz, quien mostró destellos de su mejor juego que lo tienen colocado como el número dos del mundo, solo por debajo del serbio Novak Djokovic, con lo cual venció al estadounidense Tommy Paul en dos sets (7-5 y 6-3).

La afición mexicana se le entregó en todo momento a Carlitos desde que salió a la especular cancha del TenisFest GNP que se adaptó en cuestión de tres días, luego de que el fin de semana pasado albergó un concierto del famoso cantante Carin León.

El duelo ante Tommy Paul empezó muy cerrado con los dos tenistas dispuestos a ser agresivos con saques poderosos, por lo que el primer set transcurrió parejo de principio a fin sin que hubiera un claro dominador, aunque por momentos el norteamericano le plantó cara a pesar de que se ubica en el puesto 13 del ranking mundial de la ATP.

Carlos Alcaraz se llevó el primer set en CDMX

Al final, con el juego empatado 5-5, la batalla se empezó a inclinar del lado de Carlitos Alcaraz que en varias ocasiones provocó la algarabía de los asistentes, quienes prácticamente abarrotaron las gradas de la Plaza de Toros más grande del mundo.

El español finalmente consiguió imponer condiciones para llevarse el triunfo 7-5 metiendo el acelerador a fondo con varios reveses imposibles de detener para Paul que a pesar de estar en desventaja se ganó el cariño y respeto del público por su gran esfuerzo.

Segundo set y victoria para Carlos Alcaraz

Como si hubiera sido un espejismo, en el segundo capítulo del duelo Alcaraz de inmediato tomó una ventaja que en un abrir y cerrar de ojos lo puso 4-1 a favor ante la nula respuesta de su oponente, pues se quedó sin gasolina para detener el ímpetu del segundo mejor tenista del mundo. Al final Carlitos cumplió y la afición mexicana se llevó el mejor recuerdo del actual representante del deporte blanco que pinta para ser el nuevo ídolo.

La griega María Sakkari se impuso a Caroline Wozniacki

En el duelo preliminar de la noche, la griega María Sakkari se impuso a la danesa Caroline Wozniacki en dos sets (6-3 y 6-4) con un claro dominio de principio a fin. Sin necesidad de subir a la red Sakkari puso a prueba la dinámica de Wozniacki con saques ponentes y devoluciones que no pudo soportar la ex número uno del mundo a sus 33 años. Además, la helénica desde su salida a la cancha se llevó los aplausos al portar la camiseta de la Selección Mexicana, lo que le sirvió de amuleto para ganar su partido.