Manchester United es uno de los clubes que ha iniciado la temporada como sólido candidato al título de la Premier League. No obstante, el curso no ha arrancado de la mejor manera para los Red Devils. Luego de la abrumadora goleada a Leeds en la primera fecha, el club ha sufrido empate ante Southampton en St. Mary's Stadium.

Luego de la cómoda victoria de la jornada de apertura de la Premier League, Manchester United llegaba a St. Mary's con el ánimo para sacar sus primeros 3 puntos como visitantes en esta nueva campaña. Sin embargo, los Red Devils no solo no lograron la victoria, sino que rescataron el empate en un partido tenso.

Las cosas se complicaron para el equipo de Solskjaer sobre la primera media hora. El equipo local logró adelantarse en el marcador con un golazo de Che Adams. El delantero inglés definió desde la frontal del área luego de una gran asociación con Adam Amstrong. El tiro se desvió en Fred, lo que dejó en una situación comprometida a David De Gea. 

La igualdad de Manchester United no llegó hasta el minuto 54'. Paul Pogba se filtró al área con una gran técnica individual y logró colarse entre líneas con una pared de Bruno Fernandes. El francés puso el pase al medio, donde Mason Grenwood definió directo a las redes para volver a meter a los Red Devils en el partido. 

Final agónico

El gol del empate no fue suficiente empuje para que Manchester United lograra la remontada. De hecho, el equipo visitante pudo perderlo en el último cuarto de hora, pero David De Gea salvó el partido con una parada milagrosa en un mano a mano con Amstrong. Los clubes acabaron repartiéndose los puntos en la segunda fecha de la Premier League