Dentro del fútbol italiano, y de Europa, Inter de Milán es uno de los clubes más grandes del deporte por su historia, su palmarés y su poderío en la actualidad. El vigente campeón de la Serie A conoce en profundidad al éxito a nivel local e internacional.

Como tantos clubes grandes del viejo continente, el nerazzurri es propiedad de privados, que pasó por diferentes manos en los últimos años. Un poderoso asiático ahora posee la mayoría de las acciones y colocó a un joven empresario en el cargo de presidente.

Se trata de Suning Holdings Group, que posee el 68,55% del club del norte de Italia desde 2018, cuando se lo compró al magnate indonesio Erick Thohir en una cifra que rondó los 300 millones de dólares. El antiguo dueño se quedó con una porción minoritaria en aquel momento, pero terminó vendiéndola posteriormente a LionRock Capital, otro conglomerado chino.

Suning Holdings Group es una empresa que se dedica mayormente a la comercialización minorista de electrodomésticos en china, con un total de más de 700 sucursales en el país. Zhang Jindong, de 59 años, es el principal dueño de esta gigante compañía.

La decisión más llamativa tras la compra de Inter fue la designación de su hijo Steven Zhang, de 26 años en aquel momento, como presidente del club. Se convirtió en el mandatario más joven de la historia en la institución y todavía continúa en el cargo. Pirelli, la empresa italiana dedidaca a los neumáticos, es el tercer dueño más grande del nerazzurri, con 0,37% de las acciones.