No hay dudas de que Robert Lewandowski es uno de los mejores futbolistas de este siglo y uno de los goleadores más letales de la era, si no el mejor. El polaco está transitando su octava temporada con la camiseta de Bayern Múnich con enormes números.

Desde que llegó al elenco bávaro, en 2014 procedente de Borussia Dortmund, disputó un total de 349 partidos y consiguió la asombrosa marca de 319 goles anotados, que le dan un promedio muy cercano al de un gol por encuentro. Fantástica cifra sobre todo si se tiene en cuenta que lleva cientos de cotejos con el club alemán.

 

Esta semana estuvo en el foco de las opiniones de todo el mundo del fútbol en el marco de la entrega del Balón de Oro. Para muchos, Lewandowski debió haberse quedado con el trofeo del mejor del año, pero terminó escoltando a Lionel Messi en la votación. Sin embargo, el polaco se llevó el galardón al mejor delantero, un premio que pareció de consuelo para él, creado para esta edición.

Se cree que jugar en la Bundesliga le quita protagonismo y mérito de cara a los grandes premios individuales y esta teoría viene de la mano de la información que entregó As este miércoles. El medio español apuntó a que Lewandowski pedirá salir de Bayern Múnich en el próximo verano europeo.

Para ese entonces, el polaco tendrá sólo un año de contrato por delante, por lo que las alarmas comenzarían a sonar para los bávaros, que no querrán dejarlo ir gratis en 2023. Su salida, a cualquier club, ya detonaría el mercado de pases, pero la explosión podría ser aún mayor si llega a Real Madrid.

 

Es que Lewandowski le pidió a su representante, Pini Zahavi, que le de prioridad en las negociaciones al club Merengue. El blanco suma así un enorme pretendiente, mientras intenta solucionar la llegada de Kylian Mbappé desde el último mercado y con Erling Haaland a punto de salir de Borussia Dortmund, con todos los grandes de Europa con un ojo encima.