Fue en el estadio La Granja de Curicó lugar donde se pusieron a prueba los equipos nacionales femeninos de mayores de Chile y Venezuela, el duelo de carácter preparatorio de cara a la Copa América que se va a disputar en los próximos días en territorio colombiano.

Sin embargo, una de las imágenes curiosas del compromiso se dio al minuto 35, cuando un perro irrumpió en el terreno de juego, la guardameta local lo acariciaba, decidió quedarse prácticamente postrado en el punto penal de esa área, pero cuando sintió que iba a hacer tomado, decidió arrancar una carrera por todo el césped el escenario deportivo.

Al final de cuentas el partido tuvo que ser detenido, y mientras agarraban al particular invasor, las risas fueron evidentes por parte de los aficionados presentes en el estadio y por los comentaristas del duelo, al final terminó en victoria para las Vinotinto, que en esta oportunidad lucieron uniforme blanco.

Ya en cuanto a lo deportivo, fue un duro revés para las chilenas, que nunca en su historia habían perdido frente a las venezolanas. Cuando el cronómetro circulaba por los 82 minutos, la futbolista Mariana Speckmaier apareció para anotar el único gol del compromiso.