arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

Los fanáticos no siempre toman para bien los traspasos de jugadores de un club a su eterno rival.

Europa España

20 futbolistas que jugaron para Barcelona y Real Madrid

Algunos, grandes estrellas del deporte. Otros, menos conocidos pero igual de privilegiados. Todos ellos defendieron las camisetas de Barcelona y Real Madrid, los dos equipos más poderosos de España, a lo largo de su carrera.

Los fanáticos no siempre toman para bien los traspasos de jugadores de un club a su eterno rival.

Los fanáticos no siempre toman para bien los traspasos de jugadores de un club a su eterno rival.

La rivalidad que existe entre el Barcelona y el Real Madrid es mundialmente conocida. Fanáticos de todas partes del mundo están atentos a cada enfrentamiento entre ellos y, por supuesto, a las incorporaciones que realizan en los mercados de pases para encarar cada temporada.

Ya es todo un privilegio para los futbolistas poder vestir la camiseta de algunos de estos equipos, considerados dos de los más exitosos e importantes del planeta. Pero hacerlo para los dos es alcanzar otro nivel, aunque no todas son sonrisas. Jugar para dos eternos rivales puede generar un malestar entre los fanáticos, hasta incluso llegan a calificar al protagonista como traidor. En el mejor de los casos, la afición trata a ese jugador de manera indiferente.

Es por eso que armamos esta lista de jugadores que lograron pertenecer a dos de los conjuntos más importantes. A continuación, 20 futbolistas que jugaron para Barcelona y Real Madrid.

20- Miquel Soler

Soler jugó también en Espanyol y Atlético Madrid.

Lo que vuelve muy especial el caso de Miquel Soler es que no solo ha jugado para Barcelona y Real Madrid, sino también para Espanyol de Barcelona y Atlético Madrid, algo que tranquilamente podría haberlo convertido en el futbolista más odiado del fútbol español. Por suerte para él, esto último no sucedió.

En Barcelona recaló en 1988, precisamente desde el Espanyol. Allí ganaría la mayoría de los títulos de su palmarés personal: dos ligas, una Copa del Rey, una Supercopa de España, una Recopa de Europa y una Supercopa de Europa. En el medio de su estancia, que duró hasta 1993, pasó una temporada cedido en el Atlético. Al Real Madrid llegaría recién en 1995, tras dos años en Sevilla, y cumpliría una temporada sin mayor protagonismo. 

19- Javier Saviola

El argentino pasó del Barcelona directamente al Madrid.

El delantero argentino llegó a Barcelona en 2001 proveniente de River Plate. Era una de las grandes jóvenes promesas del momento y supo demostrar todo su potencial en las primeras temporadas que jugó para el conjunto culé. Sin embargo, en 2004 perdió su lugar en el equipo y fue cedido a préstamo a Mónaco y Sevilla.

Debido a la gran cantidad de futbolistas con los que contaba el Barsa, los directivos decidieron no renovarle el contrato y, en 2007, fichó para el Real Madrid. Saviola tampoco pudo encontrar continuidad en la Casa Blanca y permaneció en el equipo capitalino hasta mitad de 2009, cuando pasó al Benfica de Portugal.

18- Samuel Eto’o

Hizo sus primeros pasos como profesional en la Casa Blanca.

Pocos recuerdan que el camerunés se inició como profesional en el Real Madrid luego de un corto paso por el Leganés. Debutó en la primera del conjunto merengue en diciembre de 1998, pero no era muy considerado por los entrenadores. Tras regresar de un préstamo al Espanyol y disputar algunos partidos con la Casa Blanca, finalmente dejó la institución para ser transferido al Mallorca.

Fue allí donde comenzó a destacarse y llamar la atención de grandes equipos europeos. El Barcelona consiguió ficharlo para la temporada 2004/2005 y Eto’o se volvería una pieza fundamental para los culés. En sus cinco años en el club logró ganar varios títulos, entre ellos dos Champions League.

17- Alfonso Albeniz

Fue el primer presidente del Colegio Nacional de Árbitros.

Es el primer futbolista de la historia en haber defendido la camiseta de los dos clubes más importantes de España, por ello hay que remintarse tan atrás en el tiempo que hasta cuesta conseguir un registro gráfico. 

Fue en 1902, cuando con solo 16 años pasó del Barcelona que había sido fundado un año atrás por Joan Gamper, al Real Madrid. Allí ganaría tanta identificación que llegó a ser directivo, para convertirse luego en el primer presidente del Colegio Nacional de Árbitros.

16- Julen Lopetegui

No tuvo demasiada actividad en ninguno de los dos equipos.

Otro de los que jugaron para los dos clubes más importantes de España. Sin embargo, no tuvo demasiadas oportunidades en ninguno de los dos equipos. Llegó a la primera plantilla del Real Madrid en 1989, luego de haber pasado por su filial (Real Madrid Castilla) y Las Palmas. Sólo disputó un partido con la Casa Blanca antes de pasar al Logroñés.

Su situación no fue muy diferente en el Barcelona, donde arribó en 1994. En las pocas oportunidades que tuvo como titular alternó buenas y malas actuaciones, por lo que nunca pudo ganarse un lugar en el once inicial. Apenas jugó cinco encuentros de Liga en tres temporadas en el club.

15- Nando Muñoz

La llegada de Nando al Real Madrid generó una gran polémica.

El defensor fue otro caso de traspaso directo entre ambos clubes. En Barcelona jugó de 1990 a 1992, dándose el lujo de ganar la Champions League justo antes de pasar al clásico rival. Además, consiguó también dos ligas como culé.

Fue un traspaso polémico, porque fue Sevilla, su club anterior, el que decidió ejercer un derecho contractual y repescarlo, pero sin que llegara a jugar de nuevo para el equipo porque allí fue que Real Madrid pagó su cláusula y lo firmó por cuatro temporadas. Como Merengue ganó una Liga, una Supercopa de España y una Copa del Rey.

14- Luis Enrique

Jugó cinco temporadas para el Real Madrid.

Se trata de uno de los casos más destacados de la lista, debido a lo importante que fue en ambos equipos. Primero pasó por el Real Madrid, club por el que fichó en 1991. En sus cinco temporadas en la Casa Blanca, Enrique llegó a ganar un título de Liga, una Copa del Rey y una Supercopa de España.

Al no alcanzar un acuerdo con los directivos, el ex centrocampista ofensivo sorprendió al fichar como libre con el Barcelona, en 1996.

Jugó para el conjunto blaugrana hasta su retiro en 2004, y conquistó un total de siete títulos, incluyendo una Supercopa de Europa y una Recopa de Europa. Años más tarde, también sería entrenador del Barsa y ganaría nueve torneos más, entre ellos una Champions League.

13- Dani García

Dani García, una promesa que nunca explotó.

Formado en la cantera del Real Madrid, inició su carrera en el Castilla y se hizo un lugar en el primer equipo para la temporada 1994/1995. Aunque hablar de lugar es mucho decir, porque fue casi nulo su protagonismo. Antes de recalar en Barcelona, anduvo cedido por Zaragoza y Mallorca.

Se convirtió en culé en 1999 y logró mantenerse allí por cuatro temporadas, siempre con altibajos. No fueron los mejores años para un equipo culé en el que no conseguiría ni un solo título, hasta que en 2004 volvió a jugar en Zaragoza.

12- Robert Prosinecki

Sufrió varias lesiones tanto en el Madrid como en el Barsa.

El centrocampista tuvo más continuidad en Real Madrid, a donde arribó proveniente del Estrella Roja de Belgrano. Fue parte del equipo titular del conjunto capitalino, aunque también estuvo marcado por varias lesiones. Durante su tercera temporada en el club, ya no contaba con la misma continuidad y su relación con la afición no era la mejor. De esta forma, dejó la institución en 1994 para sumarse al Real Oviedo.

Sus actuaciones con su nuevo club llamaron la atención del Barsa, que decidió ficharlo en 1995. Prosinecki volvió a presentar problemas con lesiones y sólo estuvo un año en el club culé, perdiéndose casi la mitad de los partidos de la temporada. Ya para fines de 1996, fue transferido al Sevilla.

11- Luis Milla

Milla jugó 210 partidos como Merengue.

Se formó en La Masía y permaneció en Barcelona desde 1984 hasta 1990, alternando con el equipo filial hasta que finalmente logró consolidarse. Si bien ganó una liga y una Copa del Rey como culé, sería con Real Madrid que viviría sus mejores años deportivos.

Al equipo Merengue llegó en 1990, en una transferencia directa desde el clásico rival, y permaneció allí hasta 1997 completando un total de 210 partidos. Conquisto en tres ocasiones la Supercopa de España, dos ligas y dos copas del Rey; aunque le quedó la deuda que tuvieron todos los madridistas por aquellos años: conquistar una Champions League.

10- Michael Laudrup

Fue parte de la plantilla del Madrid por dos temporadas.

El danés llegó a Barcelona en 1989 luego de algunas temporadas irregulares en Juventus de Italia. Su pase lo benefició tanto a él como al club, ya que consiguió el mejor nivel de su carrera y conquistó un total de nueve títulos con el conjunto blaugrana, incluyendo la última edición de la Copa de Europa.

Fue otro de los que pasó de un equipo directamente al clásico rival. Llegó al Real Madrid en 1994 y permaneció con los Blancos por dos temporadas, ganando un título de Liga en el camino. Dejó la institución cuando finalizó su contrato en 1996 para aceptar una oferta muy lucrativa del Vissel Kobe de Japón.

9- Evaristo Macedo

Fue autor del gol que eliminó por primera vez al Madrid de una Copa de Europa.

Si bien su nombre no fue tan popular como el de Ronaldo, el brasileño Evaristo Macedo escribió una parte muy importante de la rica historia entre Culés y Merengues. En 1960, jugando para Barcelona, fue autor del gol que eliminó por primera vez al Real Madrid de una Copa de Europa.

Y como ha sido una constante a lo largo de la historia del cuadro blanco, si no pudo con él mejor era ficharlo. Entonces, en 1962 el brasileño pasó a integrar las filas del Real Madrid, donde permaneció hasta 1965.

8- Gheorghe Hagi

El rumano jugó dos temporadas para el Barcelona.

Considerado el mejor jugador rumano de la historia, Hagi llegó al Madrid en 1990 luego de una gran actuación con la selección de su país en la Copa del Mundo de ese año. Ayudó a su nuevo equipo a ganar la Supercopa de España en la temporada en que arribó y, en 1992, fue transferido al Brescia de Italia.

Dos años más tarde regresó al fútbol español para sumarse al Barsa, donde también jugaría por dos temporadas y conquistaría una Supercopa. Sin destacarse demasiado, Hagi dejó el club para sumarse al Galatasaray de Turquía, donde lograría demostrar su mejor nivel y llevar al equipo a conseguir varios trofeos.

7- Takefusa Kubo

Kubo jugó la Audi Cup con Real Madrid, pero no debutó en competencias oficiales.

Si bien puede encontrarse variedad de fotos del japonés con la camiseta de Barcelona y el Real Madrid, porque de hecho integró las plantillas de ambos equipos, no tiene ni un solo partido oficial con ninguno de los dos equipos.

Fue Barcelona el primero en apostar por él, pero a inicios de la campaña 2014-15,  se descubrió que el club violó la política de transferencia internacional de la FIFA para jóvenes menores de 18 años, lo que hizo que Kubo no pudiera disputar más encuentros. 

Real Madrid lo fichó en 2019, ya con la mayoría de edad, y se lo llevó de pretemporada a Canada, donde dejó muy buenas sensaciones en la Audi Cup. Pero previo al inicio de la temporada oficial lo cedió al Mallorca y actualmente se encuentra en Villarreal, también en calidad de préstamo.

6- Bernd Schuster

Llegó a la Casa Blanca proveniente del Barsa.

El caso del alemán sí que es especial, ya que, en sus 13 años en la liga española, jugó para el Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid. Schuster estuvo ocho temporadas con el conjunto blaugrana, donde fue considerado uno de los mejores jugadores del club durante la década de 1980.

Sin embargo, su conflictiva relación con los directivos llevó a que firmara directamente para su eterno rival, el Real Madrid, con el que ganó dos títulos de Liga antes de fichar para el Atlético, en 1990.

5- Lucien Müller

Müller disputa el balón con Di Stéfano.

El francés que defendió la camiseta de la Selección de su país en 16 ocasiones, llegó al fútbol español en 1962, procedente del Stade de Reims, para jugar en Real Madrid. Allí ganó dos ligas y en 1965 se fue en transferencia directa a Barcelona, donde conquistó el torneo que durante los años de la dictadura de Franco llevó el nombre de Copa del Generalísimo.

Tras su retiro, inició una larga carrera como entrenador en España que lo llevó por Castellón, Burgos, Zaragoza, Mallorca e incluso Barcelona, de donde se fue destituido tras 27 partidos, en la temporada 1978/1979.

4- Ronaldo

Estuvo una temporada en Barcelona y fue suficiente para deslumbrar a todos.

Para muchos, el mejor centrodelantero de la historia, y su carrera lo avala. En sus años como profesional supo jugar para los dos clubes más importantes de España. Primero pasó por el Barcelona, donde sólo estuvo una temporada, pero logró deslumbrar al mundo. Marcó 47 goles en 49 partidos, ganó tres títulos y fue elegido por la FIFA como el Mejor Jugador del Año.

Tras no llegar a un acuerdo con los directivos para renovar el contrato, fue transferido al Inter. Estuvo cinco años en la Serie A de Italia antes de regresar al fútbol español. En 2002 fichó para el Madrid, donde siguió marcando goles y demostrando sus habilidades. Con la Casa Blanca conquistó cuatro títulos, antes de ser transferido al Milan en 2007.

3- Alfonso Pérez

Alfonso pasó sin pena ni gloria por Barcelona.

Se formó en la cantera del Real Madrid y tuvo su debut con el primer equipo en la temporada 1990/1991. Allí jugó hasta 1995, ganando una liga, una Copa del Rey y una Supercopa de España.

Al Barcelona llegó tras jugar cinco años en el Betis, tras una muy destacada actuación con la Selección de España en la Eurocopa del 2000, que se disputó en Bélgica y Holanda. Pero su estancia de dos años coincidió con una pésima etapa deportiva del club, en la que opacado por Los Galácticos del Real Madrid no consiguió ni un solo título. 

2- Albert Celades

Se formó en La Masía, pero ganó su mayor título como Merengue.

Se formó en La Masía e hizo su debut en Barcelona para la temporada 1995/1996, tras jugar tres años en Segunda División con el filial. Allí permaneció hasta 1999, logrando ganar dos ligas, dos copas del Rey, dos supercopas de España, una Recopa de Europa y una Supercopa de Europa.

Curiosamente, Real Madrid lo fichó para la temporada 2000/2001, tras un paso no tan exitoso por Celta de Vigo. Jugó poco en un equipo plagado de figuras, pero le sumó a su palmarés seis nuevos títulos, incluida la Champions League del 2001.

1- Luis Figo

Pasó del Barcelona directamente al Real Madrid en el 2000.

Probablemente se trate del traspaso más controversial de un club a otro. Figo llegó al Barsa en 1995 y fue transformándose poco a poco en un referente de la institución. Ayudó al equipo a ganar siete títulos en los cinco años que estuvo en el club.

Sin embargo, el amor de los fanáticos terminó en 2000, cuando el portugués fichó para el Real Madrid. Su traspaso al eterno rival se considera la más grande traición para los aficionados del conjunto blaugrana. Con los merengues siguió demostrando todo su potencial, conquistando siete trofeos, entre ellos una Champions League. También fue reconocido con un Balón de Oro (2000) y el premio de la FIFA al Mejor Jugador del Año (2001).

Ya en 2005, Figo dejó de ser una pieza fundamental en el equipo Blanco y firmó para el Inter de Milán, donde continuaría sumando títulos a su carrera.

Temas:

Lee También

Comentarios

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail