Edgar Berlanga estaba listo para tener un cierre de año con mucha acción en la división de peso súper mediano, pues además de haber sido parte de la mega cartelera que protagonizaron Tyson Fury y Deontay Wilder este sábado, en su trilogía de combates, estaba programado para hacer otra pelea en diciembre.

El puertorriqueño, elegido por la popular revista The Ring como el prospecto del año en 2020, tuvo en la T-Mobile de Las Vegas su pelea más difícil y se fue a la lona por primera vez en su carrera tras ser conectado por Marcelo Esteban Cóceres con un gran derechazo a la sien en un contragolpe.

 

Finalmente, no solo pudo recuperarse durante la cuenta de protección sino que incluso tuvo un mejor cierre de combate en el décimo y último asalto, para terminar de justificar una victoria por decisión unánime que tuvo un fallo idéntico de los tres jueces, con tarjetas de 96-96.

 

Pero parece que incluso la victoria le cosó más cara a Berlanga, porque se retiró de la T-Mobile Arena con una lesión en el brazo izquierdo que podría demandarle someterse a una cirugía, lo que hace muy poco probable que pueda participar de la cartelera para la que estaba programado el próximo 11 de diciembre en el Madison Square Garden.

 

 

Se observaron grandes hematomas por encima del codo izquierdo de Berlanga, quien cuando regrese a New York deberá realizarse una resonancia magnética para corroborar si ha sufrido o no un desgarro en el bíceps izquierdo, algo que ya temen algunos de los miembros de su equipo de trabajo.