Antes del comienzo de una nueva temporada de la NBA, una voz autorizada ha surgido para disipar cualquier duda sobre la llegada de Chris Paul a Golden State Warriors. El jugador en cuestión es Klay Thompson, uno de los pilares fundamentales del equipo y alguien que conoce bien el valor de la cohesión, armonía y química sobre las duelas norteamericanas.

Con el arribo de Paul como nuevo base, algunos podrían haber cuestionado cómo encajaría en el esquema junto a Stephen Curry, base destacado y número 1 del equipo. Sin embargo, Thompson ha salido a la luz para aclarar que la incorporación de CP3 no tiene la intención de ser una amenaza para Steph, sino un respaldo valioso para la Dub Nation.

En una reciente aparición en el podcast “P with Paul George”, Klay Thompson compartió su perspectiva sobre el aterrizaje de Chris Paul en el quinteto de la Bahía. Sus palabras resonaron con claridad y seguridad: “Somos afortunados. Se trata de uno de los mejores jugadores de todos los tiempos”. Claramente, elogia el talento de CP3 y subraya la importancia de tener un jugador de su calibre en el equipo.

Chris Paul y Stephen Curry: Bases de lujo

Thompson es un jugador que ha vivido en carne propia la importancia de la química y la colaboración sobre los talboncillos de la NBA, pues ha sido parte de los momentos de gloria de los Warriors y ha experimentado cómo la colaboración junto a Curry y Draymond Gren pueden llevar al éxito.

Por lo tanto, su respaldo a la llegada de Paul es una señal poderosa de que los Warriors están buscando reforzarse con jugadores de élite, y sobre todo, traer a un activo de alto calibre que pueda cumplir las expectativas de “fungir como Curry” cuando se le necesite. Así, la voz autorizada de Klay Thompson ha dejado clara la receptividad de Warriors sobre CP3.